Guía básica para adelgazar después del verano

0
Dieta y ejercicios para adelgazar en casa

Descansar, romper con la rutina y darte algún capricho culinario es algo normal y más que aconsejable en las vacaciones pero, llegado el momento del regreso, toca retomar los hábitos cotidianos y probablemente eliminar algún kilo demás. No te obsesiones y toma nota de estos prácticos consejos para adelgazar tras el verano que te proponemos.

Alimentación equilibrada y algo de ejercicio. No hay otra. Ésta es la única fórmula para perder peso de manera saludable después de unas semanas de inactividad y de buenas comidas con largas sobremesas. Conocemos la teoría, pero a la hora de tomar medidas concretas para adelgazar pasadas las vacaciones, cuestiones como por dónde empezar, qué dieta seguir o cómo volver a entrenar, pueden presentar más de una dificultad a la hora de llevarlas a la práctica.



Presta atención a esta guía en la que te contamos las claves para que cumplas tu propósito de recuperar tu peso y tu figura al volver de vacaciones. Con un poco de constancia y autodisciplina, mejorar el tono de tu musculatura, aumentar tu flexibilidad, sentirte de nuevo ágil y fuerte y, por supuesto, eliminar kilos es cuestión de unas pocas semanas.

Plan para perder peso tras el verano

Clasificación de los deportes de verano

El regreso siempre cuesta, pero si estás decidida a volver a estar en forma y a bajar algo de peso, propóntelo como un objetivo alcanzable a corto - medio plazo.  Olvídate de dietas o productos milagrosos y no te excedas en tus primeros días en el gimnasio, de tal manera que acabes agotada, con fatiga o lesionada. Toma nota de qué hacer para adelgazar después de tus vacaciones:

1) Planifica tus menús semanales

Llevas una temporada comiendo lo que has querido y cuando has querido y tu cuerpo necesita un cierto periodo de adaptación para volver a su rutina. Para que te resulte más sencillo, planifica una dieta sencilla y poco restrictiva. Es importante reestablecer el orden en tus comidas, respetar los horarios y determinar los ingredientes más apropiados para los distintos platos que van a ayudarte a comer sano y perder kilos. Haz tu lista de la compra e incluye: carnes magras, frutas, verduras, pescados ricos en ácidos grasos saludables, lácteos desnatados… En definitiva, de todo pero en cantidades moderadas para lograr un saldo negativo en tu gasto de energía, es decir, que ingieras menos calorías de las que gastas en tus actividades diarias.

2) Depura tu organismo

Una dieta depurativa no consiste en pasar “hambre” sino de alimentarte bien y de ayudar a tu organismo a eliminar grasas y toxinas para sentirte más ligera en menos tiempo. Algunos alimentos son especialmente recomendables a la hora de lograr adelgazar tras el verano. Toma suficientes líquidos: agua, infusiones como por ejemplo té verde, y batidos détox a base de frutas y hortalizas que te aportarán una gran cantidad de nutrientes junto a la fibra que favorezca el tránsito intestinal.

3) No te saltes comidas y recurre al picoteo saludable

Esta es otra de las claves para ponerse en forma después del verano. No es buena idea saltarte comidas pensando en que así adelgazarás antes. Recuerda que tu organismo quema calorías en el propio proceso de la digestión. Mantener activo tu metabolismo es una medida que no te cuesta nada y favorece la pérdida de kilos tras el verano. Si el gusanillo “ataca”, tienes tentempiés saludables que han de formar parte de tu dieta post vacaciones.

4) Retoma tu actividad deportiva de forma progresiva

Si quieres volver a tu peso ideal tras el verano empieza a hacer ejercicio poniendo en marcha tu plan de entrenamiento para quemar calorías y grasas. Comienza con 2 – 3 sesiones semanales a intensidad baja - moderada y haz que predominen las actividades aeróbicas. Puedes, por ejemplo, practicar deportes al aire libre como el running, la bicicleta o la natación los lunes y viernes, y dedicar los miércoles a recuperar tono y fuerza en tus músculos entrenando fuerza en el gym. Recuerda que tu cuerpo necesita un periodo de adaptación para volver a entrenar al mismo ritmo que antes de las vacaciones. Ve poco a poco e incrementa el esfuerzo a medida que tu organismo esté preparado para ello. Con ejercicio y dieta sana ¡lo conseguirás!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos