¿Qué es mejor para adelgazar: correr o caminar?

0
Correr o caminar para perder peso

El ejercicio cardiovascular es esencial para la salud en general. Caminar y correr son dos formas simples de ejercicio que puedes hacer en cualquier lugar, aunque siempre ha existido el debate entre correr o caminar para bajar de peso y hay quien todavía no se decide entre una práctica y otra para conseguirlo. Con todo, ¿qué es mejor para perder peso, caminar o correr? ¿Cuál de las dos actividades ayuda a quemar más calorías? Averigua a continuación si es mejor correr o caminar rápido para adelgazar y controlar tu peso cada día.

Correr vs caminar rápido

Ambas actividades son buenas maneras de mantenerse en forma. Sin embargo, si tu objetivo es bajar de peso más rápido, correr es mucho más efectivo. Pero, ¿por qué el running ayuda a adelgazar?, te estarás preguntando. Por una parte, correr es más agotador, por lo que no es ninguna sorpresa que la quema potencial de calorías sea mucho mayor, exactamente 2,5 veces más calorías que caminar. Por otro lado, los investigadores encontraron que la supresión del apetito después del ejercicio es mayor después de un ejercicio intenso, donde los participantes comían menos calorías después del ejercicio. Esto ocurre siempre y cuando no caigan en la “trampa de la recompensa” y se den un atracón de comida basura.

Por tanto, el claro ganador es correr, pero ten en cuenta que caminar es la forma perfecta de iniciarte si eres nuevo haciendo ejercicio. Para quemar calorías adicionales, las personas que caminan pueden compensar esa diferencia recorriendo distancias más largas, o mejor aún, añadir intervalos de diferente intensidad e ir subiendo el nivel de exigencia a medida que se mejora la forma física.

Beneficios del fartlek

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de correr o andar?

Aunque correr sea más efectivo que caminar para perder peso, correr puede no ser una opción para cierto tipo de personas. Correr a cierta velocidad incrementa el riesgo de sufrir las lesiones típicas del running. De hecho, correr produce una fuerza de impacto sobre la superficie aproximadamente 2,5 veces nuestro peso corporal, mientras que caminando se produce un 50% menos de impacto.



Siempre que empiezas una nueva forma de ejercicio, tu corazón, músculos y huesos necesitan tiempo para adaptarse. Hacer demasiado ejercicio en fases iniciales (sin una recuperación adecuada) te hace muy susceptible a calambres, torceduras, fracturas por estrés, e incluso sobreentrenamiento y enfermedades. Por esta razón, es importante que incrementes progresivamente tu esfuerzo e implicación y escuches cómo tu cuerpo responde.

Caminar y correr son dos formas seguras de ejercicio cardiovascular cuando forman parte de un programa de entrenamiento equilibrado. Para prevenir el sobreentrenamiento, alterna días de caminar y correr con entrenamientos de fuerza. Escucha a tu cuerpo, no olvides calentar y cuidar tu hidratación para prevenir lesiones o agujetas al día siguiente.

Sea cual sea la modalidad o el deporte que escojas, piensa que cualquiera resulta mucho más positiva que quedarse en casa. También es esencial que cuentes con la opinión de un entrenador personal o de tu médico de cabecera antes de empezar a hacer cualquier tipo de actividad física, ya sea caminar o salir a correr cada día.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados