Estos son los materiales básicos para montarte un gimnasio en casa

0
Motivación para hacer ejercicio en casa

¿Por qué empezar a ir al gimnasio pudiendo montártelo en casa? Si tienes espacio suficiente, montar un gimnasio en casa puede ser una inversión que te ahorrará dinero a largo plazo. Todos somos personas ocupadas y la mayoría de nosotros somos muy adeptos a buscar razones para no ir al gimnasio. Por lo que si has pensado en algún momento en montar tu propio gimnasio en casa, no creas que es una idea descabellada.



Si has tomado la decisión de construir un gimnasio en alguna habitación, tu trastero o tu garaje, ¿por dónde empezar? ¿qué material necesitas para poder entrenar de manera adecuada? Toma nota de todos los aparatos y materiales necesarios para montar un gimnasio en casa y entrenar cada día desde la comodidad de tu hogar.

8 accesorios que necesitarás para crear tu propio gimnasio casero

Tanto si decides contratar un entrenador personal como si prefieres entrenar por tu cuenta, para construir tu propio gimnasio en casa, deberías invertir en el siguiente tipo de equipamiento:

  • Mancuernas: Los ejercicios que puedes hacer con mancuernas son casi infinitos, por lo que su compra es obligada. Te recomendamos adquirir mancuernas de goma hexagonal con revestimiento de caucho, ya que son unas de las más cómodas para entrenar. Compra entre 3 y 5 parejas de mancuernas en un rango de peso que te permita realizar diferentes ejercicios y puedas aumentar tu masa muscular.
  • Kettlebell (pesa rusa): Muchas personas te dirán que las kettlebells no son imprescindibles. Muchos movimientos con esta pesa pueden hacerse de manera similar con una mancuerna. Ciertos movimientos con la kettlebell son únicos, sin embargo, y algunos de ellos solo trabajan mejor o son más exigentes con este tipo de pesa. Por tanto, nos parece una buena inversión para incluir variedad a tus ejercicios con peso libre.
  • Barra de dominadas: Estas barras no son solo para realizar dominadas. Existen numerosos ejercicios básicos que puedes practicar si tienes una barra de dominadas de este tipo instalada en casa.
  • Comba: Si has usado una comba para saltar cuando eras pequeño, ha llegado el momento. Aunque parezca un juego infantil, es un ejercicio cardiovascular más que respetable. Saltar a la comba mejora tu coordinación y fortalece tu tren inferior, entre otras cosas.

Empezar a hacer deporte

Umpaporn || Shutterstock

  • Pelota medicinal: Una herramienta muy útil para practicar ejercicios pliométricos o de fuerza es, sin duda, una pelota medicinal. Podrás hacer ejercicios de lanzamiento, resistencia o abdominales. Busca una pelota medicinal ligera que te permita realizar ejercicios que involucren el lanzamiento o la recepción de la misma. Si estás dudando entre dos pesos de pelota, quédate con el más bajo.
  • Caja Plyo Box: ¿Hay algo más divertido que tener algo donde podamos saltar? Este tipo de cajas son una gran herramienta para realizar ejercicios explosivos, que intervengan potencia y velocidad. También puedes usarlas para hacer sentadillas, tríceps u otros ejercicios que no requieran saltar. Puedes construir tu propia caja de madera si tienes habilidad para el bricolaje.
  • Barra: Por supuesto, en tu gimnasio en casa no podría faltar una barra para levantar peso. Las barras, como las mancuernas, son una herramienta mucho más útil que las máquinas porque así también mejoras tu equilibrio y coordinación. Busca una barra robusta, ni demasiado barata ni demasiado cara. Si tienes las manos pequeñas, pon atención al diámetro de la barra y considera comprar una barra para mujeres.
  • Discos de peso: Ahora necesitas ponerle peso a la barra que has comprado. Compra una variedad de discos con pesos de 2.5, 5, 10 y 25 kilos para tener diferentes rangos de intensidad en tu entrenamiento y empieza tu entrenamiento con discos sin quedarte sin material cuando vayas progresando.

Con este equipamiento y una buena rutina de entrenamiento, os aseguramos que habréis logrado el sueño de muchos deportistas, mejorar su físico sin tener que desplazarse fuera de casa. Si no puedes comprarlo de golpe, hazlo poco a poco, adquiriendo primero el equipamiento más esencial.

Pero no olvides que no todo el mundo vale para entrenar en casa. Muchas personas se montarían este gimnasio y nunca le darían uso, porque encuentran la motivación en clases grupales. Si todavía crees que montar tu gimnasio en casa es excesivamente caro, calcula lo que gastas al año en tu centro deportivo y seguramente en dos años habrás recuperado la inversión.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados