La glucosamina

0
Qué es la glucosamina

La glucosamina es un componente natural localizado en el cartílago sano que se encuentra constituido en un 50 por ciento por ácido hialurónico. Este componente, en nuestra alimentación,  desempeña un papel fundamental en la producción de colágeno y en la restauración del cartílago articular.



Sigue leyendo y entérate de todo lo que debes saber sobre la glucosamina y sus beneficios y cómo puede actuar ésta en tu organismo.

¿Qué es la glucosamina?

Debido a su gran variedad de aplicaciones terapéuticas, la glucosamina se está convirtiendo en un suplemento nutricional muy popular. Sus aplicaciones van desde la prevención de la osteoporosis hasta el alivio de las alteraciones articulares, producidas por el ejercicio físico o por la edad.

La glucosamina se puede encontrar en alimentos como los hongos o los crustáceos. No causa efectos hormonales, pudiéndose consumir a cualquier edad. Principalmente, está recomendada para deportistas, ancianos o personas que sufren de osteoporosis o artritis.

Se puede tomar de manera complementaria a su dieta o tratamiento médico, mediante suplementos nutricionales, si es que su médico está de acuerdo. Normalmente, la glucosamina no presenta contraindicaciones por su uso.

Beneficios de la glucosamina

La glucosamina posee una gran variedad de beneficios en relación a diferentes funciones del organismo. Resalta por sus propiedades para combatir la osteoporosis en varias articulaciones del cuerpo, como en la rodilla y el codo. Igualmente, ataca los síntomas de la artritis.

Cabe señalar, que en estos casos la glucosamina se utilizará de manera complementaria en tratamientos clínicos, y no como sustito de ellos. Actúa sobre la inflamación de las venas varicosas en las piernas, aliviando el dolor, el escozor, etc. En lo referente a dolores crónicos en las piernas, la glucosamina se aplica de manera inyectable junto con la condroitina.

Posee propiedades terapéuticas sobre las articulaciones, siendo útil para aliviar lesiones en los codos, rodillas, manos y caderas como producto de la actividad física. Asimismo, evita el desgaste de los tejidos articulares. Para potenciar sus acciones terapéuticas, puede consultar con un nutricionista sobre otros suplementos, con los que pueda complementar el consumo de glucosamina.

Dosificación de la glucosamina

La glucosamina se puede ingerir mediante suplementos nutricionales en cápsulas o tabletas de 500 miligramos, tres veces por día. Se toman junto con los alimentos.

Para la dosificación de la glucosamina, el tratamiento abarca un periodo que puede ir de uno a tres meses de duración, dependiendo del estado de salud de cada persona. Es posible tomar una sola dosis de 1500 miligramos diarios, pero no mediante tabletas o cápsulas, sino de polvos a base de glucosamina. Algunos especialistas recomiendan ingerir 20 miligramos diarios, por cada kilógramo de peso corporal.

En cualquier caso, no se recomienda pasar de los 2000 miligramos diarios, para evitar cualquier síntoma de toxicidad. La glucosamina también se suele aplicar de manera tópica, conjuntamente con la condroitina (un nutriente natural), por espacio de cuatro semanas. En los niños rara vez suele ser recomendada. Algunos entrenadores sugieren pequeñas dosis por corto tiempo a los niños que realizan deporte.

La glucosamina para deportistas

Los deportistas suelen ser seguidores de los suplementos nutricionales de glucosamina, debido a los múltiples beneficios que les brindan. Sus propiedades actúan aliviando el dolor en las articulaciones que produce el ejercicio físico.

Entre estos dolores, podemos considerar los que afectan rodillas, tobillos, codos, brazos, piernas y cadera. Asimismo, ayuda a mantener la integridad estructural de las articulaciones y del tejido conectivo.

Los suplementos de glucosamina lubrican y amortiguan las articulaciones, resultando beneficiosos, también, a largo plazo. En los procesos de rehabilitación a causa de lesiones físicas, la glucosamina favorece la reconstrucción de las articulaciones dañadas. Por otro lado, estos suplementos estimulan la energía física y mental. Se recomienda tomarlos junto con un nutriente natural llamado condroitina, que permite potenciar sus funciones.

Contraindicaciones de la glucosamina

Normalmente, el consumo de glucosamina constante, sin llegar a pasar de los tres meses, es bien tolerado por el organismo. Sin embargo, es posible registrar ciertas anomalías físicas, sobre todo si se excede este periodo de tiempo o se ingieren dosis superiores a los 2000 miligramos en un día.

Entre los posibles efectos negativos de la glucosamina encontramos el malestar estomacal, la somnolencia, el insomnio, el dolor de cabeza y el endurecimiento de las uñas. Asimismo, en menor nivel, se han presentado síntomas de toxicidad tales como la pérdida del apetito, vómitos, estreñimiento, acidez y otras molestias a nivel gastrointestinal.

La glucosamina se encuentra contraindicada en pacientes que padecen de presión alta, a menos que su médico aconseje lo contrario. Los pacientes con diabetes o hipoglicerina, también deberán tener autorización médica para tomar suplementos nutricionales de glucosamina. En el caso de personas con problemas de coagulación sanguínea, deberán contar con una dosis especial, ya que el exceso de glucosamina incrementa el riesgo de hemorragia.

Abstenerse mujeres embarazadas y lactantes.

Las propiedades de la condroitina

El sulfato de condroitina es una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo. Esta substancia, se ha utilizado en principalmente en Europa, como tratamiento para la osteoporosis y para los deportistas que la complementan con suplementos nutricionales de glucosamina.

Es difícil encontrarla en su estado natural en los alimentos, por lo que mayormente se consume en tabletas o polvos para batidos que se venden en tiendas de alimentos saludables o para deportistas, así como en varias farmacias.

Las propiedades terapéuticas de la condroitina, han ido descubriéndose recientemente, existiendo evidencias de que también podría ser útil como tratamiento complementario para la arterosclerosis y la reducción del colesterol. Actualmente, existe cierto debate en torno al uso terapéutico de la condroitina, debido a que en más de 20 países de Europa es aceptada como un fármaco de acción sintomática lenta para la artrosis, mientras que en los Estados Unidos solo se le contempla como un suplemento nutricional para deportistas.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados