Esta es la mejor estrategia que puedes seguir para no dejar el gimnasio

0
Estrategia para no dejar el gym

Si te has decidido a empezar en el gimnasio y has comenzado ya con tus rutinas en el gimnasio, ¡perfecto! Pero, debes saber que son muchos los que se cansan pronto y abandonan por querer resultados inmediatos. No olvides que vas a entrenar en el gimnasio porque quieres, porque es un tiempo que dedicas a ti mismo/a, a cuidarte, a superarte y a sentirte bien.

Aun así, no es extraño sentir momentos de debilidad en los que dan ganas de dejar el gimnasio. Exigirte ese pequeño esfuerzo para continuar requiere fuerza de voluntad y ante todo motivación para no abandonar el gimnasio antes de tiempo.

¿Cómo no abandonar? 5 consejos para no dejar el gym

Aunque inicies tu actividad deportiva rebosante de buenas intenciones y con un ímpetu imparable, es normal que en un momento dado el desánimo llegue y encuentres excusas como: el frío, el calor, las agujetas o la falta de tiempo. Deja a un lado las excusas para no ir al gimnasio y aprende la siguiente estrategia para no dejar el gimnasio antes de tiempo y arrepentirte:

Suplementación deportiva: la ayuda que necesitas

Umpaporn || Shutterstock

1. Parte de un buen asesoramiento

Si estás empezando es importante que un entrenar personal o un monitor te indique qué rutina de ejercicios es la adecuada para ti, atendiendo a tus características físicas y a tus preferencias. Una actividad demasiado intensa, unas repeticiones que te resulten aburridas o simplemente un deporte concreto que no te vaya, pueden hacer que desistas de tu iniciativa y te pierdas muchas satisfacciones.

2. Ten claro un objetivo

Sin duda, tener una motivación para ir al gimnasio a prueba de cualquier desánimo es una de las claves para lograr la constancia. Visualiza lo que quieres: una mejor forma física general, eliminar grasas, perder peso, mayor desarrollo muscular, unos glúteos firmes y redondeados, un torso y unos abdominales fuertes como el acero… Simplemente ¡ve a por ello! Cuando flaqueen las fuerzas, recuerda tu objetivo.

3. Metas alcanzables

Ni mucho ni poco, ese es el secreto para no dejar el gimnasio y adquirir constancia en el entrenamiento. Selecciona rutinas según tu nivel físico y supérate cada día. El ejercicio, para que resulte beneficioso, siempre ha de ser progresivo. Al igual que sucede en el entrenamiento en casa, no vale de nada hacer 100 abdominales el primer día y no poder moverte al siguiente. Estos entrenamientos tan duros harán que lo dejes. Ve poco a poco. Tus pequeños logros serán tu mejor estímulo para continuar. No está demás que apuntes tus progresos.



Pasadas las primeras semanas, cuando el desánimo aceche, repasa tus notas y comprueba cómo has subido de nivel, así, estarás encantado y más animado que nunca a seguir mejorando.

4. Pásalo bien

Nadie acude demasiado tiempo a un sitio que no le resulta agradable y este es precisamente otro de nuestros consejos para no dejar el gimnasio. Apúntate a un centro deportivo que te ofrezca alternativas variadas y elige una clase colectiva. Probablemente tendrás que probar varias disciplinas hasta que encuentre tu plan de entreno ideal. Máquinas del gimnasio que te ayudarán a adelgazar o para ejercicios específicos, pesas, spinning, steps, cinta para correr…

Si no tienes claro qué es lo que te resulta más atractivo, combina los ejercicios cardio con otros que busquen definición muscular, mayor resistencia o elasticidad. Ve con mentalidad abierta a descubrir nuevas opciones. Con esta actitud, pasarán muchos meses hasta que te resulte pesado o aburrido ir al gimnasio.

5. Atención a los pequeños detalles

Todo suma a la hora de animarte a ir al gym y a no dejarlo al poco tiempo. Elige uno que te pille bien en todos los sentidos. Si por lejanía u horario limitado tienes dificultades, seguramente lo dejarás una vez pasada la euforia inicial. Asimismo, si no encuentras motivación para entrenar solo, aprovecha para conocer gente nueva que como tú tiene una serie de valores como la vida sana y el cuidado personal.

Adquirir el hábito de ir al gimnasio lleva algo de tiempo pero es una práctica muy gratificante que te hará sentir bien no solo a nivel físico, sino también elevando tu autoestima. Si has dado el primer paso para ir al gimnasio y no dejarlo al poco tiempo, no te rindas a la primera, ¡continúa! Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados