8 formas de motivarte para practicar natación

0
Cómo motivarse para practicar natación

¿Te gusta practicar natación? La relación del ser humano con el medio acuático viene de lejos, desde nuestros antecesores primates en áfrica hace más de cuatro millones de años hasta nuestros días. El agua no solo hace posible nuestra vida, sino que nos permite disfrutar de ella en un sinfín de actividades.

Disfrutar de estas actividades las asociamos generalmente al periodo estival, ya que las temperaturas nos permiten refrescarnos y también realizar cualquier tipo de deporte acuático de una forma más cómoda. No obstante, aunque las asociemos al verano, podemos practicarlas durante todo el año. La actividad más conocida es  la Natación, un deporte con muchos beneficios para nuestra salud.

¿Por qué deberías motivarte para nadar?

No cabe duda que la motivación es un aspecto muy importante para practicar cualquier deporte y, cómo no, también para nadar. Pero, ¿qué hace que la natación sea uno de los deportes más importantes para llevar una forma de vida mucho más saludable y completa? A continuación te detallamos los 8 principales motivos por los cuales practicar este deporte. ¿Te animas? Encuentra la motivación que necesitas para nadar en la piscina o en aguas abiertas con estas razones:



Cómo nadar para adelgazar

Solis Images || Shutterstock

1. Un ejercicio completo

La natación favorece la resistencia, flexibilidad y potencia del cuerpo, lo que hace que sea un deporte en el que implicas todas las partes del mismo, quitándote las preocupaciones de ejercitar una a una cada parte que te interese. La variedad de estilos de nado ayuda a concretar las partes que más quieras trabajar.

2. Mantenimiento o pérdida de peso

Al ser un ejercicio completo y por el simple hecho de mantenerse a flote, nadar implica quemar calorías y ayudar a la pérdida de peso sobrante o bien actuar como un ejercicio de mantenimiento en tu peso ideal. Por ello, podrás adelgazar con la natación de forma saludable y mantenerte en forma durante más tiempo.

3. Evita lesiones

¿Cómo evitar las lesiones deportivas más comunes? Al realizarse esta actividad dentro del agua los movimientos son menos bruscos, lo que permite reducir el riesgo de lesiones que otro tipo de deportes pueden causar de manera habitual.

4. Alivia dolores

La realización de esta actividad de la forma correcta ayuda a aliviar dolores musculares cotidianos y permitir una mejora en un determinado periodo de tiempo, como puede ser un dolor de espalda u otros dolores a nivel muscular.

5. Agilidad

En el medio acuático nuestro peso corporal se reduce en un diez por cien, con lo que nos sentimos mucho más ágiles a la hora de realizar cualquier actividad en este medio. A personas con sobrepeso o de avanzada edad les resulta mucho más cómodo y gratificante realizar este tipo de ejercicios.

6. Reduce el estrés

Este tipo de deporte exige mucha coordinación,por lo que nuestra mente está atenta a realizar correctamente el tipo de ejercicio que llevemos a cabo y olvidemos otros problemas del día a día, una pausa antiestrés que nos ayuda a recargar nuestras pilas físicas y mentales.

7. Potencia la memoria

Esta es otra de las grandes ventajas que ofrece la natación y una de las mejores maneras de motivarte para nadar. El control necesario de la respiración hace que nuestro cerebro se oxigene mejor, que, junto a la coordinación, propician que el cerebro genere vínculos neuronales que ayudan a mejorar la memoria.

8. Entretenimiento

Es una actividad que puede divertir, nos evoca a la infancia y a todos esos momentos de nuestra vida que asociamos con el agua. Nos permite realizar también actividades en grupo, con lo que sociabilizamos mucho más que en otro tipo de deportes.

Como comprobaréis, todos y cada uno de los motivos citados nos alientan a realizar esta actividad que reúne todas las características para salir beneficiados en su práctica. Todo es empezar, Un, dos, tres… ¡¡al agua!!