Cómo combinar el Running con el Crossfit

0
Crossfit y running

¿Quieres saber cómo puedes combinar el Running con el Crossfit? Si te apasionan estas dos modalidades de entrenamiento, es hora de que aprendas a alternarlas para planificar tu entrenamiento semanal y conseguir los objetivos que te planteas. El crossFit es una forma excepcional de mejorar el entrenamiento de resistencia aumentando la fuerza, la flexibilidad y la velocidad, mientras que el running mejora la capacidad pulmonar, tonifica los músculos de las piernas y el abdomen y supone una ayuda adicional para quemar grasa y perder esos kilos de más.

Si quieres alternar tus entrenamientos de running con unas sesiones de crossfit, no dudes en seguir leyendo. Te contamos todos los beneficios que aporta el crossfit para los corredores y cómo puedes planificar tus sesiones de entrenamiento para practicar ambas disciplinas.

Cómo ayuda el crossfit al running

Definitivamente, el entrenamiento cruzado hace que correr sea más divertido, creando variedad y ganando velocidad. Acostumbrados a interminables entrenamientos de 90 minutos de carrera, el hecho de poder entrenar en 20 minutos puede sonar incluso de otro mundo. Pero lo cierto es que el CrossFit te saca desde el minuto uno de tu zona de confort. Es un entrenamiento en el que te sientes incómodo, y ello ayuda a mejorar tu rendimiento en carrera.



Otros de los beneficios del crossfit para los corredores son los siguientes:

  • Te ayuda a aprender a correr con las piernas cansadas, imitando el final de una carrera
  • Es un gran método para aumentar la dureza mental
  • Mejora los patrones básicos de movimiento
  • Crea una fuerza más redondeada para una mejor postura y forma de correr
  • Aumentala resistencia a través de movimientos de alta intensidad
  • Los entrenamientos son cortos, por lo que puedes adaptarlos más fácilmente tu vida diaria, aunque lleves un día muy ajetreado

Además, al hacer un entrenamiento de carrera y uno de CrossFit el mismo día, te puede permitir un día de descanso, con lo que te enfrentas al siguiente entrenamiento mucho más descansado.

Cómo alternar Crossfit y Running

Si programas un entrenamiento de carrera y Crossfit, es posible que tu cuerpo responda como si estuviera bajo más estrés continuamente. Los días de descanso también forman parte del entrenamiento. Tanto el CrossFit como salir a correr pueden ser muy duros para tu cuerpo, así que no te sientas mal si no puedes hacerlo todo todos los días.

Es normal. Para que un entrenamiento llegue a buen puerto, los deportistas deben realizar una semana de descarga y contar con la supervisión de un entrenador personal, al menos durante el primer mes de entrenamiento. Y para que tanto el entrenamiento de Crossfit como el running vaya como la seda, lo que debes hacer es conocer tus limitaciones y adecuar tus sesiones de entrenamiento a tus capacidades físicas. No descuides tampoco tu dieta y consulta con tu nutricionista el tipo de alimentación que debes seguir para combinar estas modalidades.

Si no cuidas tu alimentación, correrás el riesgo de sufrir mareos y desmayos por falta de energía en nuestro organismo. Sobre todo cuando se trata de combinar dos deportes y ejercicios bastante impactantes como el CrossFit, es necesario contar con todos los recursos que podamos.