Dale un cambio a tu entrenamiento de running y acaba con la monotonía

0
Cambiar entrenamiento de running

El running es un deporte que cada vez está más de moda. Es muy sencillo ya que solo necesitas unas zapatillas y un poco de tiempo libre. Puedes correr en interior, con la cinta de correr o en el exterior. Las posibilidades son múltiples y las ventajas numerosas. Sin embargo, hay ocasiones en las que nos aburrimos corriendo al hacer siempre lo mismo, es el momento de cambiar de entrenamiento de running.

Consejos para cambiar tu rutina para salir a correr

Al principio, salir a correr es muy entretenido. Puede parecer algo intenso y nos podemos cansar mucho, pero enseguida notamos cómo nuestro cuerpo se va acostumbrando, hacemos mejores marcas y estamos más en forma. Si queremos perder peso, los resultados aparecen enseguida y esto nos motiva a seguir corriendo y encontrando ese chute de endorfinas que tan bien nos sientan.

Sin embargo, cuando pasa el tiempo el entrenamiento de running puede caer en la rutina y puedes empezar a aburrirte cuando sales a correr, y no solo durante el proceso sino también lo podemos notar en los resultados. Todo se vuelve más monótono y por eso, vale la pena darle un giro para encontrar la motivación que habíamos perdido. Hoy te contamos algunas formas de darle la vuelta al entrenamiento de running y hacerlo más entretenido.

1. Entrena por otro sitio

¿Estás acostumbrado a correr en la cinta del gimnasio? ¿O quizás por un campo cercano a tu casa? Una de las mejores cosas que podemos hacer para terminar con la monotonía de un entrenamiento es cambiar el escenario. Puede que parezca algo tonto, pero hacer una rutina diferente o cambiar la ruta de running, puede resultar de lo más entretenido.



Si corres en exterior cambia a interior, si corres en cinta prueba a correr por el parque. Si tu entrenamiento es en la ciudad mejor prueba por la naturaleza y al revés, verás como tu rutina cambia y la motivación vuelve a a aparecer con cosas nuevas.

2. Cambia el ritmo al correr

Cuando llevamos un tiempo corriendo, puede que nos acostumbremos al ritmo y no consigamos mejorarlo. Se trata de una situación que es bastante habitual pero también puede ser agotadora. Por eso, es importante que nos esforcemos en este punto para no caer en la rutina del running.

Una buena idea es probar con el fartlek. Si no sabes lo que es no te preocupes, nosotros te lo contamos. Se trata de un técnica que te ayudará a aprender a correr con cambios de ritmo y de un modo mucho más ameno. Se trata de entrenar unos 30 minutos acelerando el paso cada 2 ó 3 minutos más o menos durante 30 segundos. Además de permitirte ir más deprisa y mejorar más, también será más entretenido.

3. Prueba con el entrenamiento de repetición

Si lo que deseas es bajar de peso y tu motivación se encuentra dentro de la báscula, lo mejor será que cambies el entrenamiento de vez en cuando para no quedarte estancado en tu propósito de adelgazar. Y es que, si además de hacerse aburrido el entrenamiento con la rutina, tampoco notas resultados en la talla de tus pantalones, puede que te desmotives y lo abandones antes de lo previsto.

El entrenamiento de repetición es una de las mejores formas de perder peso con el running y una manera de motivarte si tu hora de salir a correr se ha vuelto rutinaria. Además, mediante estos entrenamientos podrás medir tu forma física y conseguirás aumentar el ritmo de un modo más efectivo. Es importante que descanses y te recuperes entre repeticiones para que puedas aguantar más tiempo. Un ejemplo sería realizar entre 4 y 6 repeticiones a tu ritmo, y después llevar un trote ligero para recuperarte antes de terminar.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mamen Palanca

Licenciada en Periodismo, trabajo como redactora de contenidos digitales desde hace más de 10 años. Fuerza, mente y corazón. Para mí, los elementos fundamentales que complementan mis entrenamientos. Escribo para que cualquiera pueda añadirlos a los suyos.


70 artículos