¿Vives en la ciudad? Anota estos 5 consejos para entrenar en la calle

0
Entrenar en la calle

¡No hay excusas! Necesitas muy poco para convertir tu ciudad en un magnifico circuito que te permita entrenar en la calle combinando ejercicios aeróbicos y de fuerza. Salir a correr, intercalando en tu rutina sentadillas, dominadas o fondos es fácil aprovechando el propio entramado urbano, pero conviene seguir una serie de consejos para que tu entreno resulte tan eficaz como seguro.

Son muchas las personas que deciden realizar su entrenamiento en la calle, sin depender de horarios establecidos y sin tener que desplazarse hasta el gimnasio para hacer ejercicio. En la ciudad, en la zona donde resides, seguro que tienes algún espacio apropiado para ponerte en forma: un parque, una alameda, una plaza… son lugares perfectos para correr a tu ritmo y para encontrar algunas “máquinas” como un banco, la barra de columpio, un peldaño o un bordillo elevado que poco tienen que envidiar a las del gym.



Si te apetece, haz la prueba y verás que cada vez son más los que se apuntan a practicar deporte urbano haciendo un completo Street workout, un entrenamiento “callejero”, súper dinámico que además te permitirá conocer mejor el lugar donde vives.

Las claves de un buen Street Workout

Hacer ejercicio en el parque

Para sacar partido a tu entrenamiento por la ciudad es importante seguir una serie de consejos para entrenar al aire libre, que consigan que hagas un ejercicio muy completo y además con total seguridad:

1. Establece diversos recorridos

Igual que planificas tu sesión en el gym, si entrenas en la calle es básico establecer tu ruta antes de hacer los distintos ejercicios. Echa un vistazo a tu alrededor y diseña tu propio circuito, en el que incluyas, tal vez, una gran avenida por la que correr con seguridad, alguna calle en cuesta o con escaleras para intensificar el esfuerzo, un parque, en el que puedes encontrar distintos elementos que te sirvan para entrenar…

Señala algún punto que sea ideal para hacer un pequeño descanso, fíjate en posibles obstáculos (socavones, zona de obras, tráfico intenso, aglomeración de gente… y no olvides contar con el tiempo que tendrás que emplear en el camino de vuelta, también haciendo ejercicios, o simplemente dando un relajante paseo.

2. Haz un entrenamiento variado

Aprovecha todas las posibilidades que te ofrece el entrenamiento en la calle y combina los minutos de running con otras opciones: estiramientos y extensiones de pierna aprovechando una valla o barandilla, zancadas, sentadillas, un poco de stepping en un bordillo, unos fondo, ejercicios isométricos apoyándote en cualquier pared... si quieres, llévate una comba y da unos cuantos saltos para descargar energía. Planificar distintas rutinas con lo que encuentres en tu recorrido es sencillo y además de permitirá hacer deporte disfrutando del aire libre.

3. Ten en cuenta las temperaturas y las horas del día

El sentido común que no falte a la hora de entrenar al aire libre. Utiliza la ropa apropiada según la meteorología: chubasquero si llueve, indumentaria ligera, algo para cubrir la cabeza y protección solar si el calor aprieta, etc. Si entrenas en la calle a primera hora o cuando está anocheciendo, una prenda reflectante es un elemento de seguridad que debes llevar.

4. No olvides el agua

Es algo elemental. Vas a estar haciendo deporte en la calle y tal vez no tengas a mano una fuente o un bar, así que la botella de agua debe acompañarte en tu recorrido. Cuando termines, un puñado de frutos secos o una barrita energética pueden ser la recompensa ideal a tu esfuerzo.

5. Gadgets que te pueden venir bien

Una pulsera de actividad o un smartwatch son excelentes complementos para acompañarte en tu entrenamiento urbano facilitándote información sobre los kilómetros recorridos, calorías consumidas, ritmo cardiaco… También, tienes prácticasapps de entrenamiento personal, para descargar y llevar en tu móvil, con las que te resultará muy fácil planificar tus días de entrenamiento y hacer un seguimiento de cada sesión. Si quieres, unos auriculares apropiados para el deporte pueden hacer tu entrenamiento en la calle más ameno pero recuerda que no siempre es conveniente llevarlos con la música a tope. Se trata de un tema de seguridad, especialmente en zonas de mucho tráfico de vehículos o de personas, aunque la decisión es tuya.