Apúntate a la moda de los entrenamientos grupales al aire libre

Esta información ha sido verificada y aprobada por Albert Massana (instructor de fitness) el 22 octubre 2020
0
Entrenar en grupo al aire libre

¿Estás cansado de la rutina de tu gimnasio?, ¿tienes la sensación de que ya has dado vueltas a todo el recinto y te aburres?, ¿ya no sabes qué hacer para encontrar la motivación para hacer deporte? No desesperes, puede que necesites un cambio más radical que un cambio de actividad. Te proponemos que le eches un vistazo a una moda que cada día gana más adeptos, son los entrenamientos grupales al aire libre.

Y es que, cada vez más personas eligen los entrenamientos al aire libre en lugar de los gimnasios, además de haber más oferta de numerosas actividades que se planean para practicarlas sin paredes. Los resultados físicos son los mismos que en el gimnasio, pero además, tenemos algunos beneficios de practicar deporte en grupo y al aire libre. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo.

¿Qué pueden aportarte los entrenamientos en grupo?

Cada vez más personas se animan a apuntarte a un entrenamiento en grupo para obligarse a practicar ejercicio cada semana y disfrutar de una actividad al aire libre. Y es que los entrenamientos grupales presentan multitud de beneficios para quien los forma. Aquí tienes algunas de las razones por las que deberías unirte a un grupo de entrenamiento al aire libre ya mismo:

1) La luz del sol

Puede que te guste más o menos el sol, pero lo cierto es que se trata de algo tan necesario como saludable. No decimos que entrenes a 40 grados en verano, con el sol justiciero, pero unos rayos de luz natural sientan bien a cualquiera.

Entrenar a la luz del sol nos aporta vitamina D, algo que favorece la salud de nuestros huesos y también de nuestros músculos, además de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, no solo la salud física se ve favorecida, sino que también nuestro estado anímico mejorará y nuestra autoestima subirá. Sin embargo, no olvides usar protección solar en los meses y evitar las horas de mayor incidencia para poder disfrutar de todos estos beneficios sin poner en peligro tu salud

2) Adiós a la ansiedad

No cabe duda de que empezar a ir al gimnasio es un hábito de lo más saludable, pero a veces nos pone de mal humor. A ciertas horas los gimnasios están abarrotados, y eso puede causarnos una sensación de ansiedad. Vas por el recinto y ves a todo tipo de personas sudando, levantando hierros y haciendo ruido, y si tienes un mal día puede que no sea lo mejor para relajarte.



Cuando entrenamos al aire libre todos estos problemas desaparecen ya que tenemos un gran espacio para movernos y con ejercicios que te explican y que puedes realizar sin problemas. Se trata de un ambiente agradable, donde la tranquilidad se junta con el ejercicio.

3) Crea un hábito

El ejercicio es saludable y un hábito que debería estar en las rutinas de todos. Sin embargo, en muchas ocasiones cuesta coger la marcha y nos vence la pereza, nos llama el sofá y dejamos de ir al gimnasio. Pues bien, la solución es sencilla, podemos encontrar un entrenamiento que nos guste, que nos siente mejor aún y que nos divierta, y los entrenamientos grupales al aire libre tienen todas las papeletas para ser ese, que dará la vuelta a tu rutina.

Si trabajas en una oficina o en un espacio cerrado, puede que no te apetezca meterte otra vez en el gimnasio a sudar. En cambio, hacer deporte al aire libre puede sentarte mucho mejor de lo que imaginas. De hecho, muchos estudios demuestran que, hacer deporte al aire libre suele causar más adherencia que cuando lo hacemos entre cuatro paredes.

4) Nuevas amistades

El entrenamiento en grupo al aire libre permite que disfrutemos de la luz del sol, el aire fresco y un sinfín de beneficios para nuestra salud física y emocional, pero también puede hacer algo más por nosotros, y es que, se trata de un lugar idóneo para relacionarnos con otras personas.

Cuando vamos a este tipo de clases conocemos a mucha gente que está en nuestra misma situación y nos dará el aliciente que necesitamos para acudir a estas clases. Piensa que la mayoría de la gente está como tú, y que compartir el ejercicio dará pie a que compartáis más cosas, incluso la motivación para asistir a estos entrenamientos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mamen Palanca

Licenciada en Periodismo, trabajo como redactora de contenidos digitales desde hace más de 10 años. Fuerza, mente y corazón. Para mí, los elementos fundamentales que complementan mis entrenamientos. Escribo para que cualquiera pueda añadirlos a los suyos.


70 artículos