Lo que no puede faltar en un buen desayuno para deportistas

0
Consejos para preparar un desayuno para deportistas



Es más que sabido que el desayuno es una comida esencial para empezar el día con la energía suficiente que nos permita afrontar todo lo que nos depara una nueva jornada, pero en el caso de los deportistas aún más. Si practicas una actividad física intensa, la primera comida exige especial atención. Toma nota de los siguientes consejos para preparar un desayuno para deportistas, sano y equilibrado

Iniciar cualquier entrenamiento: correr, ir al gimnasio para una sesión aeróbica o de fuerza, un paseo en bici, unos largos en la piscina… No renuncies a estas actividades pero recuerda que realizarlas llevando únicamente un café en el cuerpo no es buena idea. El deporte siempre implica un gasto extra de energía. Debemos preparar nuestro organismo para que el esfuerzo que le exigimos suponga un beneficio y nunca desencadene un malestar general, agujetas o una dolencia concreta.

En un desayuno para deportistas no pueden faltar determinados grupos de alimentos ricos en nutrientes, bajos en grasas y que además supongan un aporte energético esencial para que los distintos grupos musculares trabajen con suficiente “combustible”. Descubre más información sobre la dieta ideal para un deportista para empezar el día con energía.

¿Qué debe desayunar un deportista?

No se trata de ingerir una cantidad excesiva de calorías que hagan que te sientas demasiado pesado para hacer tu rutina de entrenamiento, como tampoco de preparar un desayuno rápido para deportistas sin pensar en los nutrientes. Tampoco se puede generalizar, porque el desayuno de un deportista siempre debe ser personalizado, teniendo en cuenta tanto sus propias características físicas y sus necesidades personales, como la actividad que va a desarrollar y su intensidad.

Como ingredientes generales de ese desayuno ideal, habrá que incluir alimentos en el desayuno de un deportista, específicos que aporten todos los macro nutrientes que el cuerpo demanda para poder afrontar una situación de máximo esfuerzo:

  1. Cereales. Son una de las principales fuentes de las que poder obtener carbohidratos de lenta absorción, aquellos que proporcionan energía a medida que el organismo la demanda. Son básicos en el desayuno de un deportista, especialmente en el caso de actividades físicas de larga duración que requieren resistencia. Copos de avena, trigo inflado, muesli en forma de barritas energéticas, galletas multicereales, una rebanada de pan (mejor integral)… son solo algunas opciones para incluir los fundamentales hidratos de carbonos en el desayuno.
  2. Lácteos. Un buen tazón de leche o cualquiera de sus derivados: yogures, cuajada, requesón, queso... Proporcionan una enorme cantidad de vitaminas y minerales esenciales como el calcio, junto a proteínas de origen vegetal, todo ello, además, con las grasas justas si optas por productos desnatados.
  3. Frutas. Especialmente en el caso de ejercicios aeróbicos, que requieren de energía inmediata para su realización, la fruta se convierte en un aliado perfecto. La mayoría de ellas tienen un alto contenido en agua, que contribuye a una buena hidratación, y son ricas en carbohidratos simples (azúcares) que gastarás rápidamente en cuanto inicies los primeros ejercicios.

Alimentos necesarios en el desayuno de un deportista

Como cualquier otra comida, el desayuno debe resultar equilibrado. No conviene abusar de determinados alimentos renunciando a los beneficios de otros. Con los tres grupos de alimentos citados, puedes elaborar distintos menús de desayunos para deportistas combinando ingredientes diversos, para que esta primera comida siempre resulte variada y apetitosa. Además, hay algunos alimentos especialmente recomendables para incluirlos en el desayuno de manera esporádica. Además de los desayunos con proteínas para empezar el día con energía que te proponemos, otros alimentos que no deben faltar en tu dieta son:

  • Los frutos secos, por ejemplo, aportan energía extra y ácidos grasos esenciales, como el omega 3, más que recomendables para cuidar las articulaciones y sistema cardiovascular durante la práctica deportiva. Unas nueces, almendras o avellanas, tomadas con el yogur, son una excelente idea para poner en práctica al menos una vez en semana.
  • El huevo también es un magnífico súper alimento, con proteína de máxima calidad especialmente recomendable para el desayuno de deportistas que realizan entrenamientos de fuerza.
  • Por último, el cacao, cuanto más puro mejor, es también un alimento de propiedades excitantes que va genial para ponernos “las pilas” con un extra de energía antes de entrenar. Inclúyelo en tu desayuno y notarás sus efectos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos