La guía definitiva para correr más rápido

0
Cómo entrenar la velocidad corriendo

Si lo tuyo es el running y te has marcado como objetivo aumentar tu velocidad en carrera, con los consejos que te ofrecemos en esta guía para correr más deprisa conseguirás mejorar tus marcas arañando décimas al cronómetro.



En alcanzar un buen equilibrio entre velocidad y resistencia está la clave para superar cualquier carrera, aunque, dependiendo de tus metas, puede que sea necesario dar prioridad a una de estas dos variables. Los deportistas que persiguen reducir tiempos en cada recorrido saben que han de entrenar duro y de una manera determinada, además de poner en práctica una serie de premisas que les permitan correr más rápido. ¡Sigue leyendo!

Cómo entrenar para correr más deprisa

Mejorar la técnica, aumentar la potencia de cada zancada, contar con la energía explosiva que te permita “volar” sobre cualquier superficie… estos son los pasos para lograrlo.  Aumentar tu velocidad en carrera es algo que se consigue poco a poco, con tiempo, constancia y siguiendo un entrenamiento específico que tiene en cuenta aspectos fundamentales para lograr correr más deprisa.

1. Entrenamiento variado

Si quieres ganar velocidas es importante planificar tus sesiones de entreno. Durante la semana, aunque te centres en el running, combínalo con otras actividades aeróbicas como nadar, montar en bici o entrenar en la elíptica por tu cuenta. Un entrenador personal puede ayudarte a la hora de establecer la rutina adecuada que podría consistir, por ejemplo, en: correr 3 días, practicar otros deportes 2 días y descansar otros 2. Recuerda que el tiempo de descanso es parte de tu entrenamiento.

2. Intervalos

El entrenamiento con intervalos de alta intensidad (HIIT) es básico si quieres correr más rápido. Los días que salgas a entrenar haciendo una carrera larga, incluye en tu recorrido 3 o 4 series cortas, de 100 a 300 metros, a máxima velocidad y durante 20 – 30 segundos. Los cambios de ritmo que implica este tipo de entreno aumentan el nivel de exigencia y son la fórmula perfecta para que tu cuerpo vaya mejorando sus marcas en velocidad y resistencia a la hora de correr.

Otra opción para conseguir correr más rápido es añadir dificultad al recorrido, incorporando, por ejemplo, un tramo en cuesta. En ambos casos, el resultado es el mismo, pedir a tu organismo un esfuerzo extra que, de forma progresiva, aumente sus capacidades.

3. Fortalece el core

Para correr más deprisa no solo debes entrenar la carrera en sí misma. El trabajo en gym para corredores también es otra de las claves. Por un lado, deberás fortalecer la musculatura del tren inferior para prepararla para el máximo esfuerzo previniendo, además, posibles lesiones y, por otro, tendrás que lograr un core fuerte y estable que favorezca tu estabilidad y una postura más “aerodinámica” que te ayude a incrementar tu velocidad.

Trucos para lograr más velocidad en carrera

La postura, la pisada, los brazos, la respiración o lo que comes antes de una carrera influyen en los resultados finales. Después de entrenar duro, teniendo como objetivo aumentar la velocidad en carrera, ten en cuenta estos consejos para que consigas reducir tiempos en cada sesión o prueba.

  • Antes de lanzarte a correr a máxima velocidad, haz un calentamiento adecuado en el que no falten estiramientos y giros que preparen tus articulaciones  ni unos minutos de ejercicio aeróbico moderado.
  • Cuida en todo momento tu postura. Para avanzar más rápido, procura mantenerte recta, pero con la cadera ligeramente adelantada.
  • No olvides tus brazos porque su balanceo puede ayudarte a ganar velocidad corriendo. No los lleves tensionados. Muévelos de manera que acompañen tus pasos y contribuyan a impulsarte.
  • Procura pisar con la parte media del pie (ni puntas ni talones) y no des pasos excesivamente largo.
  • Tu respiración también es clave para correr más rápido. Tus músculos necesitan oxigeno extra para trabajar a fondo y hacer que consigas correr al máximo. Aunque respires normalmente por la nariz, en un sprint no dudes en abrir la boca si lo consideras necesario para que a tus músculos no les falte el fundamental oxígeno.
  • Una dieta adecuada es siempre aliada del rendimiento deportivo. Si haces running y entrenas para correr más deprisa no olvides la importancia de un menú equilibrado en el que no falten los carbohidratos. Media hora antes de la carrera, algún alimento que te aporte energía inmediata, como una fruta rica en azúcares (fructosa) te vendrá muy bien para batir tu propio récord de velocidad.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos