Descubre cómo entrenar la respiración para correr más rápido

0
Cómo correr más rápido

Respirar es algo fundamental en todos los ámbitos de nuestra vida, principalmente porque sin respirar, no podríamos ni vivir. La respiración es fundamental a la hora de correr, sobre todo si queremos correr más rápido, debido a que en un ejercicio así, necesitamos el aporte de oxígeno correcto para poder tener la energía suficiente.

Sin embargo, la mayoría de la gente comete muchos errores a la hora de respirar, algo que hace que se quede sin energía para correr más deprisa y también, para aguantar más. La buena noticia es que podemos educar la respiración y además, entrenar nuestra capacidad pulmonar para correr más deprisa.

1. Aprende primero a respirar

Lo primero que tenemos que hacer para entrenar la respiración para correr más rápido es precisamente aprender a respirar. En una carrera de una duración media o una duración larga, tenemos que aprender a administrar el oxígeno de forma correcta, respirando de una forma controlada para así, lograr que nos llegue para toda la carrera. Controla la respiración, respirando a un ritmo constante y de forma profunda, y sin hiperventilar.

¿Y qué tiene que ver ésto con correr más rápido? Pues que en el sprint final, ese que hacemos cuando quedan pocos metros, vamos a rendir mejor si durante la carrera hemos llevado una buena respiración. En cambio, si llegamos ahogados y agotados, no vamos a poder ni siquiera hacer el sprint final.

2. Realiza sprints para correr más rápido

La mejor forma de correr más rápido, es correr más rápido, valga la redundancia. Mientras estamos realizando el sprint, no podemos controlar la respiración, debido a que vamos muy deprisa y, de forma inconsciente, vamos a respirar por la boca para coger más aire.

De esta forma, como no podemos entrenar directamente la respiración, vamos a entrenar la respiración de forma indirecta, es decir, aumentando nuestra capacidad pulmonar a la hora de realizar el sprint. De esta forma, vamos a entrenar al cuerpo para que coja más oxígeno y lo haga de forma más eficiente, además de obviamente mejorar nuestra velocidad.



La mejor forma de hacerlo es con el entrenamiento de alta intensidad por intervalos o HIIT. En este entrenamiento, vamos a realizar varias series de sprints de 100 metros a alta velocidad, con descansos de un minuto entre los mismos. De esta forma, vas a mejorar mucho tu capacidad pulmonar, aparte de ser un ejercicio ideal para perder grasa.

3. La práctica hace al maestro

Al final, no hay ninguna técnica secreta para correr mejor, sino que lo que hace al maestro, es la práctica del deporte. Si no sales a correr con frecuencia, da igual que aprendas a respirar muy bien, porque no vas a tener el fondo suficiente para correr más deprisa.

Trata de correr a menudo, y de mejorar, es decir, de correr cada vez más rápido y mayor distancia. Al final, tu cuerpo se irá adaptando al ejercicio y de esta forma, tu respiración también va a mejorar.

4. Realiza otros deportes para mejorar tu capacidad pulmonar

Realizar sprints y carreras no es la única forma de mejorar tu capacidad pulmonar, sino que también, puedes realizar otros deportes para tener más fondo y así, correr más rápido.

El mejor deporte para mejorar tu capacidad pulmonar es la natación, la cual, al tener que llevar una respiración sincronizada y tener que aguantar la respiración en el buceo, nos va a dar una gran capacidad pulmonar, algo que sin duda nos ayudará a correr mejor.

De esta forma, si quieres mejorar tu capacidad de respiración para correr más rápido, realizar ejercicios como la natación un par de veces a la semana, te ayudarán muchísimo a conseguir mejores resultados, a entrenar tu respiración y por supuesto, a ir más deprisa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Rubén Azpeleta

Redactor SEO profesional y apasionado por el fitness y amante del deporte que combina la redacción con el trabajo de entrenador personal especializado en nutrición deportiva.


21 artículos