6 formas de acabar con el sedentarismo en tu día a día

0
Recomendaciones para entrenar en escaleras

No siempre es imprescindible acudir al gimnasio para conseguir llevar una vida más activa y saludable. Sencillos gestos cotidianos pueden ayudarte a acabar con el sedentarismo haciendo que te muevas más, casi sin darte cuenta.

Son muchos los problemas derivados de la falta de ejercicio en nuestro día a día. De casa al trabajo en coche o en transporte público, horas y horas frente al ordenador durante la jornada laboral, días de descanso sin movernos del sofá… Son hábitos que repercuten de manera negativa en nuestra salud, en nuestro bienestar e incluso en el estado de ánimo.



Tomar la decisión de empezar a ir al gym, o iniciarte con regularidad algún deporte son excelentes opciones para que el sedentarismo no sea la tónica dominante en tu vida, pero también, puedes poner en práctica pequeños cambios que harán que te sientas más ágil y activa sin que te suponga un gran esfuerzo ¿quieres saber cuáles?

Cómo dejar atrás el sedentarismo en tu vida diaria

Es cuestión de actitud y de hacer propios una serie de hábitos que, poco a poco, se convertirán en una saludable rutina:

1. Siempre que puedas, camina

Es algo simple y que debería ser lo normal pero que el ritmo de vida actual complica más de lo debido. Los médicos insisten en que no andamos lo suficiente y la primera medida para acabar con el sedentarismo es “obligarnos” a hacer a pie esos pequeños trayectos en los que el coche es perfectamente suprimible. Para empezar, proponte recorrer a pie cualquier distancia que en tu vehículo no suponga más de 5 minutos.

Si te acostumbras a coger el coche, el metro o el autobús solo cuando es estrictamente necesario, te harás un gran favor (a ti y al medio ambiente). En caso imprescindible, una buena idea es aparcar algo más lejos de donde lo haces habitualmente o bajarte una parada antes de la que te corresponde. No cuesta nada y ganarás mucho en tu batalla contra el sedentarismo.

2. Levántate cinco minutos antes y ponte en movimiento

No te excuses en las siempre presentes prisas. Merece la pena despertarte unos minutos antes para tener tiempo de hacer unos giros y estiramientos para activar el cuerpo por la mañana. No tienes que seguir una estricta rutina de ejercicios si no es tu costumbre, pero solo con moverte un poco (subir y bajar los brazos, girar la cabeza, elevar las rodillas, rotar los hombros…) empezarás el día con más energía, más activa y dispuesta a afrontar cualquier reto.

3. No al ascensor

¿Crees que solo puedes hacer stepping en el gym? Proponerte subir y bajar cualquier escalera que se cruce en tu camino a lo largo del día es una fórmula genial para acabar con el sedentarismo tonificando piernas y glúteos al tiempo que mejoras el funcionamiento de tu sistema cardiovascular.

4. Haz en casa un entreno funcional

Aprovecha los gestos cotidianos que implica mantener la casa en orden para poner en movimiento músculos y articulaciones. Si se toca hacer limpieza, recuerda que es muy fácil hacer una sentadilla cada vez que tengas que agacharte, una zancada mientras pasas la aspiradora o unos magníficos ejercicios de brazos al tiempo que sacas brillo a los cristales.

Si además tienes niños en casa, jugar un buen rato con ellos no solo te proporcionará momentos maravillosos sino que, además, hará que el sedentarismo en tu vida resulte impensable.

5. Muévete también en el trabajo

La jornada laboral, en muchos casos impone un importante número de horas en las que tendrás que permanecer sentada, pero si lo piensas, seguro que podrías moverte un poco más si te lo propones. Estirar las piernas cada cierto tiempo para ir a buscar cualquier cosa que necesites, sin escatimar pasos, es una práctica que deberías imponerte.

6. Fin de semana activo

Disfruta de tu tiempo libre realizando actividades que supongan divertirte y hacer deporte sin darte cuenta. Un paseo en bicicleta, una tarde de compras andando por las calles de tu ciudad, una ruta de senderismo, una tarde en la bolera o una noche en la que no falten un par de bailes… Lo que prefieras excepto pasarte el fin de semana en el sofá.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos