Cómo aliviar el dolor muscular después de levantar pesas

0
Cómo diferenciar las agujetas de una lesión

¿Sientes tus músculos doloridos tras un duro entrenamiento de fuerza? Aunque lo ideal es intentar evitarlo, realizando un buen calentamiento para hacer pesas, es relativamente normal que ocurra y en estos casos, te vendrán muy bien estos consejos para aliviar el dolor muscular después de trabajar con pesas. ¡Toma nota!



Distenciones, agarrotamiento, micro roturas o acumulación de desechos metabólicos (ácido láctico) en los músculos como resultado del ejercicio intenso… son efectos frecuentes que puedes sufrir después de un entrenamiento intenso con pesas cuyo objetivo sea el aumentar la fuerza y el volumen de un grupo muscular.

Es importante insistir en que las medidas preventivas pueden hacer mucho para que el dolor no llegue a aparecer. Dedicar unos minutos a calentar con ejercicios adecuados, no caer en el sobreentrenamiento, no levantar más peso del debido y respetar los periodos de descanso entre series son pautas a seguir que no debes olvidar. Aun así, las molestias post entreno pueden presentarse en cualquier momento. Si tus músculos están doloridos después de levantar pesas, toma nota de estos remedios.

5 remedios para combatir el dolor tras hacer pesas

Después de una sesión en el gym entrenando con pesas puedes notar dolor de manera casi inmediata, o transcurridas unas horas e incluso días. Por supuesto. deberás valorar si se trata simplemente de un músculo dolorido o de algo más preocupante como una contractura u otra lesión. Si las molestias se debe únicamente al esfuerzo realizado, algunos remedios contra el dolor muscular por trabajo con pesas que puedes poner en práctica son:

1. Estiramientos

Es fundamental proporcionar a tu musculatura un correcto periodo de recuperación. Levantar pesas implica un duro trabajo de contracción y tensión muscular. Una vez finalizada la sesión, estirar adecuadamente favorecerá la elongación del músculo implicado en el ejercicio evitando, así, que quede contraído y sientas dolor en la zona.

2. Reposo

El mejor remedio y el más fácil de realizar. Un músculo dolorido por levantamiento de pesas necesita, ante todo, descanso. Continuar ejercitándolo podría acabar dañándolo seriamente. Si tienes dolor muscular, no entrenes fuerza con peso en un par de días, al menos, no hagas ejercicios que impliquen esfuerzo para la zona afectada. El indispensable reposo no quiere decir que no puedas hacer ninguna actividad física. Al contrario, los expertos aconsejan mantener la musculatura en “descanso activo” realizando otros deportes suaves que ayuden a la recuperación. Nadar, dar una buena caminata o un paseo en bicicleta o, si lo prefieres, acudir a una sesión de yoga, son buenas propuestas que contribuirán a aliviar el dolor muscular tras el levantamiento de pesas.

3. Frío/calor

Los cambios de temperaturas pueden ayudar a mejorar la situación de la musculatura afectada. Por ejemplo, si además de dolor tienes inflamación inmediatamente después del entreno, aplicar compresas frías, incluso hielo, puede resultar un gran alivio. En cambio, si las molestias se repiten en días posteriores y de manera generalizada en el conjunto de la musculatura, un baño de agua templada te dejará como nueva. Otra buena opción son las duchas de contraste (comenzar con agua templada y terminar con agua fría), un remedio ideal para favorecer la óptima circulación sanguínea y ayudar a que a tus músculos llegue el oxígeno y todos los nutrientes que necesitan para recuperarse sin problemas.

4. Masajes

Excelentes para eliminar la tensión muscular acumulada y acabar con las molestias tras hacer pesas pero ¡ojo! Deben ser masajes que afecten a los tejidos superficiales (no profundos) y siempre poniéndote en manos de profesionales, porque un masaje inadecuado podría empeorar la situación.

5. Dieta correcta e hidratación

Encontrar alivio para el dolor muscular después de trabajar con pesas es algo que también depende de los alimentos que ingieras tras el entreno. Hay que recordar la importancia de la proteína en la construcción muscular y también la necesidad fundamental de alimentar al músculo con la suficiente cantidad de agua. Una comida de alto contenido proteico (huevos, carnes magras y de aves, pescados…) y agua en abundancia, también son excelentes remedios contra el dolor muscular. Consulta con tu médico cualquier duda que tengas sobre qué comer antes y después de hacer pesas en casa o en el gimnasio.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos