El fartlek

0
Características del entrenamiento fartlek

El fartlek es una variante alternativa de la carrera clásica. En este caso, el fartlek mezcla el ejercicio aeróbico y el anaeróbico, lo cual la hace más útil para entrenar y ejercitar el cuerpo en lugar de estar muy orientada a la velocidad. La práctica del fartlek requiere un espacio al aire libre, no necesariamente un circuito, ya que no se necesita eliminar las obstrucciones del terreno. Asimismo, se necesita una experiencia previa en carrera convencional.

Te contamos más sobre las características de este tipo de entrenamiento en running y cómo puedes empezar a hacer fartlek para quitarle segundos al crono en tu próxima carrera. ¡Sigue leyendo!

Descubre las claves del fartlek y sus beneficios

Si estás inmerso en el mundo del atletismo o del running y te encantan las carreras de fondo y de velocidad, es posible que te suene de algo la palabra "fartlek". Este término se emplea para definir a uno de los tipos de entrenamiento para corredores más populares a día de hoy. Fue en los años 30 cuando Gösse Holmér, el que fuera entrenador del equipo olímpico de atletismo de Suecia, puso en práctica un nuevo método de entrenamiento que consistía en correr con cambios de ritmo, el fartlek, que podría traducirse directamente por "juego de velocidades".



Y es que, efectivamente, el fartlek es un tipo de entrenamiento que consiste en alternar carreras de distintas distancias y velocidades, sin emplear un cronómetro y guiándose únicamente por las sensaciones propias del atleta. Además, consiste en hacer ejercicios aeróbicos y anaeróbicos en diferentes superficies (desniveles, obstáculos, etc.) y que están caracterizados por los cambios de ritmo distribuidos por intervalos.

Entonces, ¿para qué sirve el entrenamiento con fartlek?, te preguntarás. La práctica de este tipo de ejercicio ofrece una multitud de beneficios para tu cuerpo. Además de mejorar tu velocidad, tu resistencia y tu fuerza al correr, podrás mejorar tus marcas de carrera y te ayudará a superarte progresivamente. Además, será un aliado perfecto para quemar más calorías entrenando y perder peso, potenciar la musculatura del tren inferior y aumentar la capacidad de los pulmones gracias a los cambios de ritmo.

3 recomendaciones para empezar a hacer fartlek

Las modalidades del fartlek que debes conocer

Antes de iniciarte en el entrenamiento fartlek, debes saber que existen diferentes formas de ejecutarlo. Una de las características básicas del fartlek, es que tanto el recorrido y la intensidad, como el ritmo y los tiempos no tienen que ser fijos, por lo que puedes variar cada uno de ellos y descubrir así la cantidad de posibilidades y beneficios que te puede ofrecer este método de entrenamiento tan popular y entretenido. A continuación, señalamos los distintos tipos de entrenamiento fartlek que puedes encontrar y te contamos en qué consiste cada uno de ellos:

  • Fartlek por sensaciones: también conocido como Fartlek libre o improvisado. Consiste en cambiar de tirmo según te convenga, ya sea por tu propio comodidad o cuando lo creas conveniente.
  • Fartlek por terreno: el desnivel es el principal protagonista de esta modalidad del fartlek. Puedes apostar por el entrenamiento en cuestas, con rampas, subidas y bajadas, para incrementar el esfuerzo, siempre de forma controlada, y correr en llano para recuperarte.
  • Fartlek por velocidad: se trata de una modalidad del fartlek que requiere un control y un conocimiento más exhaustivos. Se basa en recorrer una distancia en el menor tiempo posible, de acuerdo a la capacidad y a los límites de cada atleta.
  • Fartlek por pulsaciones: el control de la frecuencia cardíaca es la base de esta modalidad. Para ello, necesitarás entrenar con un pulsómetro que te indique las pulsaciones tanto si corres rápido como si realizas una carrera suave.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No