7 señales de que estás haciendo demasiado ejercicio

0
Causas del sudor en el deporte

El ejercicio físico aporta a nuestro organismo innumerables beneficios. Sin embargo, cuando una persona se obsesiona demasiado con su cuerpo y se excede con el entrenamiento diario, puede llegar a sufrir consecuencias muy negativas. Si amas el deporte y no puedes parar de practicarlo, permanece atento a estas 10 señales de que estás haciendo demasiado ejercicio.

Claves para detectar si estás haciendo ejercicio físico excesivo

Cuando hacemos ejercicio físico, nuestro organismo libera cortisol, una hormona que aporta innumerables beneficios a nuestro organismo. Sin embargo, y como ocurre con todo en esta vida, los extremos nunca son buenos. Por ello, si realizas largas sesiones de deporte diariamente, puedes estar poniendo en riesgo tu salud.

Si quieres saber si estás haciendo ejercicio físico excesivo, no dudes en estar atento a estas 7 señales que te detallamos a continuación:

1. Tardas más de la cuenta en recuperar

Este es, sin lugar a dudas, la señal definitiva de que estás haciendo mucho ejercicio. Y es que, si cuando terminas de entrenar sientes que te cuesta respirar, te falta la energía, las piernas y los brazos nos te responden, o si después de beber agua sigues tiendo mucha sed, puede ser que te estés pasando de la raya con el ejercicio físico.

2. Se reduce la resistencia

Si te pasas con la cantidad de ejercicio físico que haces cada día, en lugar de fortalecer tus defensas, lo que harás será debilitarlas aun más. Esto se traduce en que necesitarás más tiempo para regenerar tus fibras musculares, incluso, tardarás más tiempo en recuperarte de un simple catarro.

3. Pulsaciones altas a primera hora del día

Cuando hacemos más ejercicio físico del que debemos, puede ocurrir que la frecuencia cardiaca nos cambie. Para poder comprobarlo, has de tomarte las pulsaciones en reposo y antes de salir de la cama por la mañana.



En este sentido, las personas que tienen las pulsaciones más altas a primera hora del día que en cualquier otro momento de la jornada, es posible que se estén excediendo con la cantidad de ejercicio físico diario que practican, y por tanto este es uno de los casos en los que no deberías hacer ejercicio o esfuerzos físicos excesivos.

Ir al gimnasio por la mañana y por la tarde

ABO PHOTOGRAPHY || Shutterstock

4. Te cuesta conciliar el sueño

Cuando hacemos deporte liberamos cortisol (la conocida como hormona del estrés). Sin embargo, si hacemos deporte en exceso también liberamos un exceso de esta hormona. El efecto inmediato de liberar demasiado cortisol es, precisamente, que te costará conciliar el sueño más tiempo del habitual y dormir bien, aunque llegues muy cansado a la cama.

5. Cansancio generalizado

Justo después de acabar un entrenamiento físico es normal sentirse algo cansado. Sin embargo, lo que no es tan habitual es que una persona que realiza ejercicio físico a diario sienta fatiga o cansancio generalizado cuando realiza otras actividades cotidianas de su vida. Si sientes que el cansancio últimamente se apodera de tu día a día, empieza a pensar que quizá estás haciendo demasiado deporte.

6. Estás de mal humor

¿Te has preguntado por qué si te encanta el deporte y disfrutas yendo al gimnasio cada día, sin embargo, cada vez estás de peor humor? Pues si sientes estos vaivenes emocionales no dudes en pensar que quizá estás haciendo demasiado ejercicio.

7. Te cuesta perder peso

Son muchas las personas que piensan que, cuanto más y más se machaquen en el gimnasio, más se notará esto en la báscula. Sin embargo, cuando nos excedemos haciendo ejercicio físico nuestro organismo reacciona justo al contrario, ya que cuando aumentamos en exceso el nivel de ejercicio el metabolismo se desacelera, y esto se traduce en que nos cuesta más perder peso y controlar la silueta.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados