5 remedios naturales para tratar los músculos doloridos

0
Remedios naturales para el dolor muscular

Una mala postura, el sobre entrenamiento, un golpe o una situación prolongada de estrés que acaba generando tensión muscular… sea cual sea la causa, toma nota de estos remedios caseros para aliviar tus músculos doloridos, ¡verás cómo funcionan!



Si practicas deporte habitualmente, no es extraño que en un momento determinado sufras dolores musculares. Trabajar fuerza con un peso superior al recomendable, no realizar un buen calentamiento o un periodo de recuperación post entrenamiento adecuado o simplemente pasar demasiadas horas en el gym pueden hacer que las fibras de tus músculos se dañen y aparezca el dolor, tal vez, unido a la inflamación de la zona afectada. Tienes medicamentos que pueden ayudarte, pero también otra opciones para aliviar el dolor muscular de forma natural que conviene tener en cuenta.

Cómo aliviar el dolor muscular de forma natural

Tónicos naturales, aceites esenciales, hierbas aromáticas, semillas… La naturaleza pone a tu alcance efectivos remedios capaces de reducir la inflamación, mejorar la circulación y aliviar las molestias que se concentran en una zona determinada de tu musculatura. Toma nota de estos remedios naturales para calmar el dolor en los músculos:

1. Vinagre de manzana

Es un alimento de extraordinarias propiedades depurativas que ayuda al organismo a eliminar grasas y toxinas pero, además, es un excelente remedio natural contra los dolores musculares. Diluye 4 cucharadas de vinagre de manzana en medio vaso de agua templada junto con poco de sal gorda. Moja un paño de algodón o una manopla y aplica en la zona afectada durante unos minutos. Notarás alivio de manera casi inmediata.

2. Aceite esencial de romero

Un reparador baño de agua templada siempre resulta relajante y contribuye a mejorar cualquier posible contractura pero si quieres potenciar los efectos beneficiosos de este remedio de toda la vida, prueba a añadir al agua de tu bañera unas gotas de aceite de romero. Las propiedades calmantes y antiinflamatorias del romero se conocen desde la antigüedad y el uso terapéutico de su aceite esencial (siempre diluido) como tratamiento natural contra el dolor muscular y para favorecer la relajación de las piernas después de entrenar es más que recomendable.

3. Magnesio

El magnesio es un mineral y un micronutriente fundamental para el buen funcionamiento del conjunto del organismo. A veces, su presencia insuficiente está detrás de los dolores y calambres musculares que puede sufrir un deportista. Si es tu caso y quieres recuperar los músculos con remedios naturales, incrementa la ingesta de alimentos ricos en magnesio, como las verduras de hoja verde, entre ellas las espinacas o las acelgas, y también las semillas y frutos secos como las nueces o las pipas de calabaza.

4. Pimienta

La pimienta negra en grano es un poderoso analgésico en el que encontrarás alivio natural para tus músculos doloridos. Puedes preparar tu propia compresa calmante introduciendo unos granos en un saquito de algodón. Cuando sientas dolor, ponlo un minuto en el microondas, para que esté templado, y aplícalo en la zona dolorida. Notarás el efecto calor en cuestión de segundos y comprobarás cómo se reduce o desaparece el malestar. Otra buena idea es diluir unas gotas de aceite esencial de pimienta en medio vaso de aceite de oliva. De esta manera tendrás un magnífico linimento con el que puedes darte un masaje donde exista dolor y quedarte como nueva.

5. Menta

Un músculo dolorido, tal vez por la presencia de una micro rotura en alguna de sus fibras o por la acumulación de ácido láctico tras un entrenamiento intenso, mejora de forma notable con unas hojas de menta que ayuden a reactivar la circulación sanguínea de la zona, calmado y estimulando el área a partes iguales. Especialmente si además de dolor notas inflamación, prepara una cataplasma fría hirviendo unas hojas de menta en un cazo con agua. Deja enfriar, envuélvelas en un paño limpio y guárdalo unos minutos en el congelador. Aplica el paño con las hojas de menta sobre los músculos afectados y disminuirán el dolor y la hinchazón.

Como ves, tienes remedios naturales contra el dolor muscular sencillos y eficaces a los que puedes recurrir en lugar (o como complemento) a distintos medicamentos, pero recuerda que si esos dolores persisten, la consulta médica no puede esperar mucho tiempo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos