La importancia de la vitamina D para tener una buena salud muscular

0
Vitamina D para tener buena salud muscular

Si entre nuestros objetivos se encuentra el de desarrollar tejido muscular y fuerza, nos centraremos tanto en el entrenamiento como en los alimentos y los nutrientes que mejor nos ayuden a conseguir nuestras metas. Por eso, hoy vamos a hablarte sobre la importancia de la vitamina D para tener una buena salud muscular.  Si bien algunos deportistas optan por consumir suplementos vitamínicos antes del entrenamiento, muchos expertos en nutrición deportiva aseguran que es posible obtener las vitaminas y los minerales necesarios con una dieta adecuada y equilibrada.

A continuación, te explicaremos de qué forma la vitamina D es esencial para ganar masa muscular y mejorar el rendimiento físico en tus entrenamientos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se encuentra naturalmente en unos pocos alimentos . La vitamina D actúa como una hormona en el cuerpo que ayuda al endurecimiento de los huesos y los músculos, así como al sistema inmunológico.



Esta vitamina imprescindible para tener la mejor salud muscular se encuentra en la leche, algunos yogures y en la naranja. Además, se puede encontrar naturalmente en el salmón, la caballa y el atún.

¿Por qué la vitamina D es esencial para la salud muscular?

La vitamina D desempeña un papel muy importante en el funcionamiento neuromuscular e influye en la síntesis de proteínas. Los estudios sugieren que las personas con bajos niveles de vitamina D han disminuido su fuerza, y han visto aumentados su debilidad y desgaste muscular. Por otro lado, aquellos con polimorfismos receptores de vitamina D (una variación genética) tienen alteraciones en el funcionamiento muscular.

Además, la vitamina D también afecta algunos aspectos de la inmunidad, incluyendo el desarrollo de ciertas enfermedades autoinmunes. ¿Cómo se relaciona esto con el tejido muscular? Porque los síntomas de cada enfermedad autoinmune varían enormemente. Desde las manos frías hasta alteraciones en la regulación de la insulina, pasando por sentirse fatigado, muchos de los síntomas pueden hacerle sentir muy mal a veces. Y cuando te sientes mal, entrenar puede ser lo último que tengas en mente.

4 consejos para deportistas con deficiencia de vitamina D

Si eres deportista y tienes una deficiencia de vitamina D, debes acudir al médico o a un nutricionista deportivo para que te indique el tratamiento adecuado. Además, puedes seguir los siguientes consejos para deportistas con deficiencia de vitamina D:

  1. Incorporar el descanso en la rutina de entrenamiento. Si los músculos no tienen tiempo para recuperarse, no serás capaz de poner el máximo esfuerzo en el entrenamiento
  2. Consulta a un nutricionista y a fisioterapeuta cuando esté experimentando tendinitis, bursitis o cualquier otro tipo de dolor.
  3. Incrementa el consumo de los alimentos ricos en vitamina D para alimentar su tejido muscular, incluyendo carbohidratos de acción rápida después del entrenamiento.
  4. Varía la rutina de entrenamiento cada pocos meses, siguiendo las indicaciones de tu entrenador personal o un monitor cualificado.

Si crees que tu dieta no contiene por lo menos 4 porciones de alimentos ricos en vitamina D todos los días, pregunta a tu médico o nutricionista si es necesario realizar algún cambio en tu alimentación diaria antes y después de entrenar. La alimentación para alguien que entrena es tan importante o más que el propio entrenamiento, ya que dispone tu cuerpo para la actividad, o le ayuda a recuperar y modular todos los niveles para encontrarse en un estado óptimo.

Utiliza estos consejos e información sobre la importancia de la vitamina D para tener una buena salud muscular, y empieza a cuidar tu salud y alimentación tanto como tu entrenamiento.