5 posturas de yoga para aliviar las agujetas

0
Posturas de yoga para combatir las agujetas

Después de un ejercicio intenso, sobre todo si no estamos acostumbrados, aparecen esos dolores musculares que llamamos agujetas. Los movimientos pausados y los estiramientos lentos en los que se basa el yoga pueden conseguir minimizar su molesta presencia. Descubre las mejores posturas de yoga para aliviar las agujetas, a continuación.



El yoga es un complemento perfecto a cualquier actividad deportiva. Proporciona elasticidad, flexibilidad y ayuda a eliminar la tensión muscular que se acumula tras un entrenamiento intenso. Cuando las agujetas aparecen, una sesión de yoga puede para que esos desagradables “pinchazos” desaparezcan.

Las mejores posturas de yoga para aliviar las agujetas son aquellas que estiran con suavidad los músculos doloridos. Prueba a hacerlas controlando la respiración, para que el oxígeno y los nutrientes que tanto necesitan esos músculos para recuperarse, lleguen con facilidad. Aunque en los primeros segundos creas que el dolor aumenta, pasados unos minutos estas asanas de yoga contra las agujetas conseguirán que te sientas mucho mejor.

Estira tus músculos y libérate de las agujetas con estas asanas de yoga

Relájate, toma consciencia de tu propia respiración y practica estas posturas básicas de Yoga y movimientos sin forzar en ningún momento tus músculos o articulaciones. Notarás cómo se estira todo tu cuerpo y las agujetas, poco a poco, desaparecen. Te ayudamos a combatir las agujetas con estas asanas de Yoga:

1. Postura del loto con giros de cabeza y hombros

Inicia la sesión partiendo de una de las posturas básicas del yoga, el loto. Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas de manera que el empeine de tu pie izquierdo quede sobre tu muslo derecho, mientras que tu pie derecho debe estar bajo el muslo izquierdo. Coloca tus manos sobre las rodillas. Intenta estar relajada respirando profundamente. Cuando estés cómoda en esta asana, haz círculos lentos con tu cabeza, primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Termina el movimiento haciendo círculos con los hombros, hacia adelante y hacia atrás. Notarás como se elimina la tensión  en hombros, cuello y cervicales, principalmente.

2. Brazos por detrás de la espalda

Alivia las agujetas con esta postura de yoga, muy sencilla y efectiva a la hora aumentar tu flexibilidad. Sentada sobre tus talones, intenta entrelazar tus manos por detrás de la espalda. Un brazo pasará por encima de tu cabeza y el otro por detrás de tu cintura. Con tus manos unidas, respira a ritmo pausado y elimina el dolor de los músculos de tu espalda, sobre todo el que puede concentrarse en los dorsales.

3. Konasana o el ángulo atado

Es otra de las posturas básicas de Yoga y consiste en sentarte en el suelo juntando las plantas de tus pies. Es perfecta para aliviar las agujetas de las piernas y lograr que tus cuádriceps se estiren suavemente. Sujeta tus pies con tus manos y mantén la postura unos minutos, siempre relajada . Seguidamente, intenta echar el tronco hacia adelante, sin forzar el movimiento, simplemente llegando hasta donde puedas. Así aliviarás las agujetas y además la tensión acumulada en la zona lumbar.

4. Flexión de caderas

Aumenta tu flexibilidad con esta asana ideal para combatir las agujetas. En el suelo y con las piernas estiradas, coge tus pies con las manos (sin doblar las rodillas). Para lograr la postura, tendrás que flexionar el tronco curvándolo suavemente y acercando el pecho a los muslos. Mantén la cabeza inclinada mirando a tus rodillas y relájate mientras todo tu cuerpo se estira y las agujetas se van.

5. El gato

Es una de las posturas básicas del yoga contra las agujetas. Colócate en posición “cuatro patas”. Inspira profundamente y “tira” hacia arriba de tu columna mientras metes tus caderas. Se trata de alcanzar la máxima concavidad de tu espalda, como si fueses un gato con el lomo curvado hacia arriba. Mantén la cabeza hacia abajo. Tras unos minutos, haz el movimiento inverso, es decir, baja lentamente la espalda hasta la posición contraria, de manera que quede convexa. Se trata de un estiramiento sencillo de hacer y muy efectivo para combatir las agujetas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos