Así puede ayudarte el yoga a mejorar tu rendimiento deportivo

0
Yoga para mejorar el rendimiento deportivo

Son muchos los deportistas de élite que combinan sus entrenamientos con la práctica del yoga porque conocen los beneficios, físicos y psíquicos, que la milenaria disciplina oriental puede llegar a aportarles. Sea cual sea tu actividad, fíjate en cómo el yoga puede mejorar tu rendimiento, a continuación.



Los movimientos pausados, las distintas posturas o asanas y el control de la respiración son tres pilares del yoga que pueden convertirse en el complemento ideal de cualquier práctica deportiva. Running, ciclismo, natación, fitness… Si además de tus entrenamientos semanales, cuidas cuerpo y mente buscando el equilibrio perfecto, con el yoga incrementarás tu rendimiento físico.

¿Cómo puedo rendir más con el yoga?

Practicando yoga dos veces en semana notarás cómo mejoran una serie de aspectos que inciden directamente en la práctica de cualquier deporte. Descubre cómo puedes ayudarte el yoga a rendir más en tus entrenamientos semanales:

Mayor agilidad y flexibilidad

Los movimientos del yoga y el trabajo que supone mantener las distintas posturas ayuda, por un lado, a tonificar el conjunto de la musculatura y, por otro, a cuidar las articulaciones otorgándoles, de manera progresiva, una mayor amplitud de giros y movimientos. Tener un cuerpo más ágil y tener más flexibilidad siempre ayuda a mejorar el rendimiento deportivo y es una excelente manera de prevenir  lesiones.

Core más fuerte y mejor equilibrio

Posturas como la del árbol, la de la vela o la del guerrero exigen una gran concentración y un trabajo intenso del tronco para mantener nuestro equilibrio. Un core firme y sólido es esencial para batir marcas propias en cualquier actividad física que te propongas.

Mayor capacidad pulmonar

El control de la respiración y aumentar la capacidad pulmonar es una de las maneras que tiene el yoga de ayudarte a aumentar tu rendimiento deportivo. Respirar de manera correcta es esencial para aguantar en condiciones óptimas durante el desarrollo de cualquier prueba física.

Mejor coordinación de movimientos

Es otra de las ventajas que puede aportarte la práctica del yoga si tu objetivo es ganar en rendimiento. Una buena coordinación te ayudará, por ejemplo, a correr mejor, sincronizando brazos y piernas, o realizar cualquier rutina de ejercicios en el gym con mayor rapidez y efectividad si decides combinar el yoga y la musculación en algún momento.

Incremento de la capacidad de concentración

Sin duda, los beneficios del yoga a nivel mental influyen de manera positiva en la práctica deportiva. El yoga ayuda a la relajación y aumenta la capacidad de concentración, algo indispensable para superarte a ti misma ante cualquier nuevo reto físico que te marques como meta. Tu rendimiento deportivo también depende de tu motivación y de tu preparación psíquica. Con el yoga te librarás del estrés que pueda suponer cualquier competición.

Asanas para aumentar el rendimiento en tu deporte favorito

El yoga contribuye a mejorar el rendimiento deportivo en general, pero además, algunas posturas resultan especialmente idóneas para determinadas actividades. Deportes en los que un lado del cuerpo trabaja más que el otro, o que exigen un esfuerzo extra a un determinado grupo muscular… Mira algunos ejemplos de cómo ciertas posturas de yoga ayudan a mejorar el rendimiento deportivo en casos muy concretos:

  • Para corredores. Son muchos los beneficios del yoga para correr. Los movimientos del yoga que inciden especialmente en la musculatura del tren inferior y cuidan tendones y ligamentos de tobillos y rodillas son las más adecuadas. La asana Eka Pada, la postura de la paloma y la llamada “pinza” (sentada en el suelo con las piernas estiradas intentado llevar el pecho a los muslos) son perfectas para estirar los gemelos e incrementar la flexibilidad.
  • Para ciclistas. Si pasas horas pedaleando, la cobra, el niño, o el gato son algunas de las posturas ideales para cuidar la espalda y proteger el área de las lumbares.
  • Para tenistas y golfistas. Si haces alguno de estos deportes, necesitas fortalecer al máximo el core y algunas de las asanas más recomendables son: el guerrero, la postura del triángulo (Trikonasana) y la Utkatasana (postura de la silla).

Mayor equilibrio y elasticidad, más fuerza, musculatura con más tono y control de la respiración son las “herramientas” con las que el yoga puede mejorar tu rendimiento deportivo de forma progresiva y segura.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos