¿Qué tipo de yoga es perfecto para ti?

0
Elegir modalidad de yoga

Ganar flexibilidad y equilibrio, eliminar el estrés, mejorar la postura o fortalecer el core… Sea cual sea tu objetivo, la práctica habitual del yoga puede ayudarte a conseguirlo. Si no tienes claro qué modalidad elegir, sigue leyendo y descubre el yoga que mejor te va, a continuación.

Conocer mejor tu organismo y llegar a tu propio interior a través de la concentración y de una serie de ejercicios y posturas (asanas) es lo que propone la disciplina milenaria que busca el equilibrio entre cuerpo y mente. Éste es el objetivo común que tienen los distintos tipos de yoga, pero cada uno de ellos posee particularidades que lo hacen apropiado según las necesidades específicas que pueda tener cada persona.



Hatha yoga, Iyengar, Vinyasa, aeroyoga… Algunos se practican a determinada temperatura, otros implican un duro trabajo a nivel muscular o de articulaciones requiriendo, por tanto, una mínima forma física, y también tienes modalidades especialmente recomendables si necesitas liberarte de la tensión y del estrés del día a día. Elegir el tipo de yoga perfecto para ti es la mejor garantía de que podrás aprovecharte de todos sus beneficios.

La modalidad de yoga que más te conviene

Cómo perder peso con el yoga

SFIO CRACHO || Shutterstock

No hay una mejor que otra, simplemente son caminos diferentes para alcanzar una misma meta: tu bienestar físico y mental. Si te inicias en el yoga, es importante que conozcas las distintas modalidades para saber qué tipo de yoga es el mejor para ti:

Hatha yoga

Es ideal para principiantes porque se basa en los movimientos pausados que sirven de nexo de unión entre las distintas asanas de yoga. Durante las primeras sesiones, irás tomando conciencia de tu cuerpo, aprendiendo a concentrarte acercándote a tu propia respiración. Poco a poco, ganarás en flexibilidad, fuerza y equilibrio.

Iyengar

Es uno de los más practicados en todo el mundo y es perfecto para mejorar la postura y prevenir lesiones (muchos deportistas lo combinan con sus entrenamientos). El Iyengar yoga implica hacer un ejercicio intenso pero suave. Deberás mantener las posturas durante segundos o incluso minutos, algo que supone trabajar los grandes grupos musculares de manera efectiva aunque casi sin darte cuenta.

Bikram Yoga

¿Quieres adelgazar rápido haciendo yoga? 26 posturas, realizadas en unos 90 minutos y en una sala con una temperatura de 40º... Son las condiciones que requiere una sesión del Bikram Toga, o también llamado Hot Yoga (Yoga Caliente). Si quieres incrementar tu flexibilidad y de paso eliminar toxinas a través de la sudoración, como si estuvieses en una sauna, este estilo de yoga puede ser el ideal para ti pero ¡ojo!, la exigencia que implica hacer el ejercicio a una temperatura tan elevada hace que no sea el más recomendable para todo el mundo.

Ashtanga

Es el yoga más dinámico y puede sustituir perfectamente a cualquier dura sesión de entreno en el gym. No olvida la importancia de la concentración y del control de la respiración, pero supone un ejercicio muy completo con el que mejorar el tono de la musculatura aumentando la resistencia física.

Vinyasa

La perfecta sincronización entre los movimientos y la respiración es la base de esta modalidad de yoga capaz de hacer que tu capacidad cardiorrespiratoria aumente. Al igual que el anterior, con él trabajarás de manera intensa músculos y articulaciones para ganar en flexibilidad y fortaleza. Core “de acero”, piernas y glúteos firmes… una excelente opción para mantenerte en forma cuidando, también, tu interior.

Kundalini yoga

Si te interesa un tipo de yoga más centrado en el aspecto espiritual de esta disciplina, el Kundalini puede ser el tuyo. Las asanas se trabajan en un ambiente que favorece la relajación con el objetivo de liberar tu propia energía. Si quieres hacer ejercicio y deshacerte del estrés que te agobia, esta modalidad de yoga puede aportarte grandes beneficios.

Estos son solo algunos de los tipos de yoga más conocidos, pero tienes otros muchos, desde el acroyoga, ideal para practicar yoga en pareja y adquirir una excelente elasticidad, hasta el yoga para niños o para mujeres embarazadas. Solo tienes que conocer las distintas opciones a tu alcance y decidir cuál es el mejor yoga para ti.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos