Los beneficios más sorprendentes de hacer yoga en pareja

0
Yoga en pareja



Mejorar la comunicación, descubrir y compartir una actividad novedosa, aprender a relajaros juntos y, tal vez, sentiros más unidos que nunca… estos son algunos beneficios que el yoga en pareja puede proporcionaros y que merece la pena conocer.

Se practica igual que cualquier otra modalidad de yoga, con movimientos, giros y estiramientos pausados que favorecen la meditación y la relajación, pero en este caso, además de buscar el equilibrio interior, prevalece el intento de alcanzar la total armonía con el otro.

¿Por qué deberías hacer yoga en pareja?

En realidad, en el yoga en pareja, las posturas (asanas) son muy similares a las que se realizan en el yoga individual. La introspección, el descubrimiento interior y personal, se mantienen, pero en este caso, hay un objetivo más: conectar con tu compañero/a para lograr una profunda conexión entre las energías positivas de dos personas y acabar formando una única unidad.

Espaldas juntas, brazos entrelazados, giros suaves al unísono, plantas de los pies unidas a la hora de realizar un movimiento acompasado, antebrazos sujetos mientras se mantiene la posición de loto frente a frente… Son algunas de las posturas básicas del yoga en pareja que reportan increíbles beneficios.

Si os animáis a hacer yoga por la mañana y poner en práctica esta técnica o ciencia ancestral, comprobaréis el inmenso logro que supone respirar a un mismo ritmo, aguantar las posturas durante segundos e incluso durante varios minutos y conseguir moveros como si fuerais dos piezas de un mismo mecanismo. La energía que el yoga transmite a la pareja se acaba reflejando en su día a día y supone, en la mayoría de los casos, una mejora general en la relación.

Los 5 grandes ventajas de hacer yoga en pareja

Consejos para practicar yoga en la playa

Syda Productions || Shutterstock

Si el yoga forma parte de vuestra vida de manera individual, probad a practicarlo en pareja y podréis descubrir los beneficios que encierra esta maravillosa experiencia. Aquí tienes todas las ventajas de hacer yoga en pareja:

1. Mayor confianza

Tanto a nivel mental como físico. La relajación individual de cada uno de los miembros de la pareja crea un clima único que invita a estrechar lazos y, finalizada la sesión, a poder hablar, con serenidad y empatía, de cualquier tema. A nivel físico, cuentas con tu compañero para realizar y aguantar una postura determinada. Te apoyas en él, en su cuerpo (y tu pareja en el tuyo). En definitiva, confiáis en vuestro mutuo apoyo. ¿No es la base de cualquier relación de pareja?

2. Equilibrio y coordinación

Practicar yoga con tu pareja no solo implica controlar tu cuerpo y tu mente para lograr los movimientos que quieres. Ahora es cosa de dos y deberás incrementar tus esfuerzos para lograr un equilibrio común y una coordinación óptima si queréis buenos resultados. En este sentido, el yoga en pareja puede convertiros en el mejor de los equipos, en un tándem perfectamente conectado tanto física como mentalmente. Hay parejas que, incluso, se atreven con el aeroyoga, una modalidad de lo más atrevida e interesante.

3. Paciencia y compañerismo

Una persona medita y alcanza la relajación con la práctica del yoga, pero decide dar un paso más y hacerlo con su pareja. De hecho, el yoga es uno de los mejores ejercicios para entrenar en pareja al aire libre. Lograr la armonía no siempre es sencillo. Requiere ver a la pareja como a un compañero, un pilar de apoyo. Conectar con el otro ejercita la propia paciencia y enseña a olvidarse de uno mismo y pensar en la otra persona. Solo así sumareis vuestras energías y vuestra unión será realmente profunda.

4. Conoce mejor a tu pareja

El yoga busca el conocimiento del propio ser interior y la armonía con el entorno. Tal vez practicándolo juntos descubráis facetas que desconocíais el uno del otro. Virtudes y limitaciones, capacidades físicas y también mentales, algo que forma parte de la multitud de beneficios de entrenar en pareja que seguro no conocías.

5. Un buen rato

Sin duda, sumergiros en una experiencia tan enriquecedora como el yoga en pareja os traerá múltiples beneficios. Tener un rato para vosotros solos descubriendo el “yo” de cada uno y lo que tenéis en común supone toda una aventura que puede resultar divertida y apasionante a partes iguales.