Combinar entrenamientos de fuerza y de resistencia

0
entrenamiento combinado fuerza y resistencia

Mejorar la fuerza y la resistencia en un mismo entrenamiento es posible, pese a que en un primer momento los objetivos de ambas actividades sean totalmente dispares. El Crossfit es uno de las actividades que combinan fuerza y resistencia a la perfección: potencia el equilibrio, mantiene la fuerza y favorece la resistencia cardiovascular.

El paso más importante para combinar entrenamientos de fuerza y resistencia es elegir a qué capacidad queremos darle prioridad. Por ejemplo, si deseamos priorizar la fuerza, deberemos enfocar la mayoría de los entrenamientos en incrementar la potencia de los músculos, mientras que si deseamos entrenar la resistencia, deberemos realizar ejercicios que mejoren nuestro rendimiento y nos permitan mantener el ritmo y progresar en cada sesión de entrenamiento.

Si quieres realizar entrenamientos que combinen fuerza y resistencia, deberás tener en cuenta primero tus objetivos, tu estado de forma y tu estilo de vida antes de programar una rutina de ejercicios diaria o semanal determinada. En el caso de que necesites prepararte para un campeonato, debes entender que tu cuerpo primero debe adaptarse al entrenamiento, Por tanto, comienza con un entrenamiento de intensidad suave, para evitar que tu cuerpo se agote o te lesiones. Cuando superes ese periodo de adaptación, podrás incrementar poco a poco estos entrenamientos y verás cómo tus cuerpo es capaz de responder cada vez mejor.

Recuerda que nuestro cuerpo es una "máquina" que se adapta rápidamente a base de repetir un mismo esfuerzo. Es importante tener paciencia para no caer en el error de intentar entrenar en exceso desde la primera semana.

Cómo planificar rutinas de fuerza y resistencia

Antes de iniciar el entrenamiento, es esencial que pienses y programes una rutina de ejercicios de fuerza y resistencia que se adapte a tus necesidades y condiciones físicas.



Si decides priorizar la fuerza, puedes entrenar durante 3 días la fuerza y dedicar 2 días a salir a correr, realizar HIIT en escaleras o natación. Otra opción para entrenar la fuerza es realizar 5 días completos completos de fuerza, añadiendo 2 días de HIIT post-pesas. Por el contrario, si deseas mejorar la resistencia, puedes entrenar 3 días completos de natación, bicicleta o carrera continua y 2 días de entrenamiento íntegro de fuerza con ejercicios multiarticulares. Con ello, lograrás ganar fuerza en brazos y piernas, sea cual sea tu disciplina deportiva.

Recuerda seguir una dieta sana y equilibrada y descansar en condiciones todos los días. Presta atención a la intensidad de cada uno de los entrenamientos, sin olvidarte de que el cuerpo necesita descansar y sobre todo nutrirse muy bien para conseguir mejorar y recuperarse después de los entrenamientos.

 

 

 

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados