¿Qué comer antes y después de hacer yoga?

0
Alimentación antes y después de hacer yoga



Hay muchas teorías acerca de la ingesta de alimentos antes y después de hacer yoga. Lo cierto es que dentro de la alimentación recomendada para quienes practican yoga se especifica que tengamos el organismo bien nutrido para poder realizar correctamente las asanas pero que, al mismo tiempo, no estemos demasiado hinchados ni hayamos realizado un almuerzo abundante.

En este artículo vamos a analizar qué comer antes y después de hacer yoga para que puedas saciar tu apetito y, al mismo tiempo, conseguir cuidarte de forma completa.

Esto es lo que debes comer antes de hacer yoga

Si vas a hacer yoga tienes que saber que, si bien es recomendable que vayas con el estómago saciado, también es importante que, al menos, hayan pasado 2 horas de la comida pues, así, estarás ligero y podrás hacer perfectamente los movimientos.

Además de esto, también es importante que, antes de tu primera clase de yoga, tengas tu cuerpo correctamente hidratado para que, así, tus músculos y tus articulaciones se muevan con la elasticidad necesaria para la práctica de este ejercicio.

Dicho esto, tanto si quieres hacer yoga para adelgazar como para tonificar, ahora te vamos a descubrir algunos de los mejores alimentos que comer antes de hacer yoga y que te ayudarán a que estés repleto de energía y vitalidad:

  • Frutos secos: nos aportan proteínas y una gran fuente de energía, por lo que son perfectos para ingerir antes de la práctica deportiva
  • Carbohidratos: es interesante que disfrutes de una comida en la que tengan presencias los carbohidratos. Pueden ser frutas, cereales, arroz, pan, etcétera; de esta forma, tendrás la suficiente energía como para realizar los ejercicios
  • Frutas: dentro de los carbohidratos simples destacamos las frutas como un alimento recomendado antes de la clase de yoga. De entre ellas, el aguacate es una gran opción porque es un alimento rico en grasas saludables que nos ayudará a hacer correctamente las asanas de yoga más conocidas.

Por contra, deberás evitar comer alimentos ácidos ya que pueden producirte acidez; tampoco deberás tomar alimentos grasientos porque son más lentos de digerir y pueden hacer que te sientas hinchado e incómodo durante la sesión.

Alimentación antes y después de hacer yoga

fizkes || Shutterstock

Y estos son alimentos que puedes tomar después de hacer yoga

Después de una sesión de yoga, nuestro cuerpo ha estado concentrado y activo, además de que habrá perdido sales minerales debido al sudor. Por este motivo, es altamente recomendable que bebas dos vasos de agua después del entrenamiento de yoga y, si quieres, puedes añadir un poco de agua de coco o gotas de limón para reponer tus sales minerales.

Pero, además de reponer líquidos, es importante que dentro de tu dieta para hacer yoga tomes alimentos que te ayudarán a recuperar tu equilibrio y reponer tus reservas energéticas. Los mejores alimentos que puedes comer después de hacer yoga son los siguientes:

  • Frutas de fácil digestión: la sandía, la pera, el plátano, etc.
  • Verduras u hortalizas: te ayudarán a hidratar tu cuerpo y saciarán tu apetito.
  • Yogures desnatados: son ricos en proteínas y muy saciantes.
  • Carbohidratos: son perfectos para devolverte la energía perdida aunque, si es de noche, es mejor que evites estos alimentos porque son demasiado calóricos para la última hora del día.
  • Frutos secos: aportan tanto proteínas como carbohidratos, además de saciar tu apetito.
  • Proteínas: te ayudarán a reparar tus músculos tras el ejercicio intenso.

Si aún no es la hora de la comida o de la cena, una opción muy recomendable para adelgazar rápido haciendo yoga y tonificar la musculatura es que te prepares un batido de frutas del tiempo y que, si quieres, añadas semillas de chía (o cualquier otro tipo de semilla) que te ayudará a saciar más tu apetito.

Más consejos de alimentación para hacer yoga

Ahora que ya sabes qué comer antes y después de hacer yoga, es interesante que tengamos también en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a llevar una alimentación equilibrada y totalmente acorde a nuestra pasión por el yoga:

  • Ni saciado ni vacío: es importante que para rendir bien en tu clase no llegues con el estómago lleno pero tampoco vacío. En el caso de que hagas yoga a primera hora de la mañana siempre es recomendable que, al menos 30 minutos antes, se haya ingerido un yogur, una fruta o un batido para aportarnos nutrientes y energía.
  • Comida ligera: además, si no tienes demasiado tiempo entre la comida y la clase de yoga, lo mejor es que optes por tomar un almuerzo ligero y, después, en la merienda tomar una buena porción de comida con los alimentos que hemos detallado, así, harás bien la clase y te cuidarás al mismo tiempo.
  • Bebe agua durante la clase: también se recomienda que cuides tu hidratación y que durante la clase vayas reponiendo líquidos bebiendo agua. No te excedas porque podría darte flato pero sí que es importante que vayas dando pequeños sorbos para no deshidratarte en ningún momento.