La kinesioterapia

0

La kinesioterapia está considerada como el tratamiento más importante en el marco de las terapias rehabilitadoras. Los objetivos de la kinesioterapia objetivos son  la relajación mental, la tonificación de la musculatura y el alivio del dolor, mediante diferentes técnicas fisoterapéuticas.

Esta técnica pertenece a la fisioterapia, razón por la cual, su ejercicio debe ser realizado por especialistas, pasa así evitar lesiones. Por otro lado, es interesante conocer los numerosos beneficios que te proporciona esta terapia.

Métodos de aplicación de la kinesioterapia

El terapista utiliza la fuerza extrema sobre determinadas partes del cuerpo del paciente, a fin de provocar movilidad en un segmento corporal. Existen tres métodos diferentes de aplicación de la kinesioterapia:

  • La kinesioterapia relajada mantiene recorridos articulares, limitándose al campo fisiológico o patológico del paciente.
  • En la kinesioterapia forzada el movimiento se realiza más allá del recorrido articular, durante un tiempo determinado.
  • Finalmente, tenemos la kinesioterapia autopasiva, en donde el paciente va a provocar la fuerza extrema en aquellos segmentos corporales, que le son accesibles.

Beneficios de la kinesioterapia

beneficios-de-la-kinesioterapia

La kinesioterapia actúa sobre el organismo de distintas formas. Provoca una estimulación en el sistema nervioso, que va a favorecer a la conservación del esquema corporal del paciente.

Los movimientos en las articulaciones, trabajarán sobre el tejido muscular. Con ello, el paciente ganará mayor elasticidad y extensibilidad en el músculo. Algunas dolencias de la piel, también pueden ser tratadas mediante esta técnica. Por ejemplo, ciertas inmovilizaciones faciales, a causa de cicatrices o lesiones pasadas, tienden a mejorarse, aplicando estos masajes en las articulaciones adecuadas.

La kinesioterapia en el sistema articular, actúa brindándole una mayor lubricación y nutrición al cartílago. Asimismo, disminuye las limitaciones de movilidad y favorece la sensibilidad propioceptiva. Esta terapia posee propiedades estimulantes para la circulación sanguínea y respiratoria. Algunas técnicas específicas son utilizadas para recuperar el movimiento de la caja torácica y favorecer los movimientos intestinales.

Contraindicaciones de la kinesioterapia

efectos-secundarios-kinesioterapia

Antes de realizar una sesión de kinesioterapia, es necesario que el paciente tome conciencia de ciertos factores de riesgo. Lo primero es determinar si la terapia que se va a llevar a cabo, será activa o pasiva.

En el caso de la kinesioterapia activa, deberán abstenerse de su práctica, las personas que estén atravesando por procesos infecciosos o inflamatorios, como pueden ser las hemopatías graves o el cáncer.

Tampoco es recomendable en pacientes que hayan sufrido fracturas de manera reciente. Es necesario que el paciente tenga una predisposición para realizar la terapia, así como la autorización de su médico.

Igualmente, es recomendable abstenerse de las kinesioterapias pasivas en casos de osteotomías, artrodesis, derrames articulares o anquilosis establecidas. De sentir dolor en las articulaciones durante una sesión, sea esta pasiva o activa, deberá suspenderse inmediatamente.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados