Las claves definitivas para elegir los mejores guantes para el gimnasio

0
Qué errores debes evitar en el fitness

¿Eres de los que entrenan con o sin guantes en el gimnasio? Entrenar con guantes nos ayuda a prevenir la aparición de callos en las manos, fruto de la rozadura entre la piel y las barras, mancuernas, etc. También evita la aparición de grietas o ampollas que pueden convertirse en heridas, y ayudan a un agarre más cómodo. Si quieres dar el paso y hacerte con unos guantes para empezar en el gimnasio, no puedes perderte los siguientes consejos para comprar guantes para el gimnasio y así hacer más cómodos sus entrenamientos.

El tipo de guante

Lo primero que debes tener claro es qué tipo de guante necesitas. Es más, puede que ni siquiera necesites un guante, sino que te bastará con una guantilla. Son ajustables, y solo cubren la parte de la mano en contacto con el material. Su gran ventaja es que no hace falta llevarlas puestas durante todo el entrenamiento, y las manos transpiran mejor que con los guantes. También hay guantillas de dedos, igualmente ajustables al dedo; y no olvides las cinchas, unas correas de cuero que se enrollan a la barra y a tus muñecas para evitar callos y rozaduras y mejorar el agarre.

Si nos vamos a los guantes en sí, encontramos tres tipos de guantes para el gimnasio. De menor a mayor superficie de mano cubierta, empezamos con los guantes clásicos, que van desde la muñeca hasta la mitad de los dedos. Para hacernos una idea, son como unos guantes de ciclista pero acolchados y con protecciones tanto en las palmas de la mano como en el dorso del guante. Como todos los guantes de gimnasio, se cierran con velcro y son una opción válida para cualquier tipo de entrenamiento en el gimnasio.



Consejos para elegir guantes de entrenamiento

antoniodiaz || Shutterstock

Muy parecidos son los guantes con protección de muñeca, que nos ofrecen una sujeción extra en las muñecas, ya sea por lesión, para prevenirlas o por seguridad. De hecho, la única diferencia con los guantes clásicos es la lengüeta de la muñeca, ya que también están acolchados y protegen palma y dorso. Finalmente están los guantes con protección de muñeca y dedos largos, que van desde debajo de las muñecas hasta casi la punta del dedo. De esta forma, la protección se extiende casi hasta la totalidad de los dedos.

¿Neopreno o fitness?

Cada vez es más habitual ver a gente utilizando guantes de neopreno en vez de los clásicos guantes de fitness. Entre sus argumentos, que son igual de cómodos, que protegen tan bien como los de fitness, que son algo más resistentes y que se pueden lavar fácilmente en la lavadora. Realmente no importa utilizar uno u otro tejido, siempre que sean cómodos y transpirables.

¿Para qué los vas a utilizar?

A la hora de elegir los mejores guantes para hacer pesas o musculación hay que tener muy claro qué finalidad y uso les vamos a dar. Por ejemplo, si hablamos de alguien que principalmente utiliza las máquinas del gimnasio y toca poco o muy poco las barras y mancuernas, podemos utilizar unas guantillas solo cuando hagamos ejercicios con barra o mancuernas. Si vas a entrenar regularmente con estos dos aparatos, lo ideal son unos guantes clásicos que no tendrás que quitarte ni ajustar en todo el entrenamiento.

Si has sufrido recientemente alguna lesión en la muñeca o tienes problemas en una zona tan sensible a la hora de hacer cargadas, peso muerto, bíceps o tríceps, ya sea con barra o con mancuerna, tienes los guantes con refuerzo para la muñeca, que te ayudarán a protegerla. Si vas a entrenar al aire libre, especialmente en los meses de invierno, los guantes largos o incluso cerrados te pueden ayudar a proteger tus manos tanto de las rozaduras como de los efectos del frío, en especial si haces dominadas, escaleras horizontales o ejercicios como subir la cuerda.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados