La termoterapia

1
Qué es la termoterapia

La termoterapia consiste en la aplicación de calor sobre el organismo, por medio de cuerpos materiales a temperatura elevada. Sus fines son netamente terapéuticos. El objetivo es que el calor se propague desde el cuerpo térmico hacia el organismo, favoreciendo nuestro bienestar.

 

Características de la termoterapia

caracteristicas-termoterapia

El agente térmico debe estar entre los 34 y los 36 grados centígrados, como mínimo, sin llegar a sobrepasar los 58 grados. El calor se expande por todo el cuerpo, por medio de mecanismos de conducción, convención y radiación.

El hombre es considerado un ser homeotermo, porque mantiene una temperatura constante. En la termoterapia intervienen unos agentes físicos llamados peloides, que se encuentran en el lodo, la arcilla y las algas. Los peloides están formados por una mezcla de agua mineral y agua del mar con sustancias orgánicas o inorgánicas, que son consecuencia de procesos biológicos y geológicos.

Cabe señalar, que este tratamiento se encuentra contraindicado para personas que sufren ciertas enfermedades, como cardiopatías o apendicitis, y también en pacientes que tomen medicamentos anticoagulantes.

Beneficios de la termoterapia

beneficios-de-la-termoterapia

La termoterapia ofrece a sus pacientes múltiples beneficios que actúan sobre diversos órganos y funciones del cuerpo humano. Este tratamiento funciona de manera especial sobre las infamaciones de la piel.

Sus efectos desinflamatorios, son positivos en casos de dermatitis, erupciones, granuloma anular u otras dolencias similares. No obstante, hay que evitar su aplicación en los cuadros agudos de estas afecciones.

La termoterapia posee propiedades analgésicas, que actúan de manera bastante rápida en el organismo. Su capacidad de acción estará supeditada al grado de temperatura, tiempo de duración de la terapia y el estado de salud del paciente. Este tratamiento es útil para reducir las molestias ocasionadas por las contracturas musculares, tanto si son músculos esqueléticos o vísceras. También, podemos decir que es una terapia alternativa cuyo método es cauterizante, debido a que el calor aplicado sobre una zona limitada y con una temperatura superior a la tolerancia cutánea, produce la cauterización de los tejidos afectados. Asimismo, tiene efectos antiespasmódicos y revulsivos.

Efectos fisiológicos de la termoterapia

La termoterapia suele actuar de manera gradual sobre el organismo, ejerciendo diversas reacciones en él, que son necesarias tener cuenta antes de realizar una sesión terapéutica. La principal reacción del organismo se produce sobre la circulación sanguínea, algo parecido a lo que sucede con la chocoterapia.

La termorregulación actúa a nivel local, produciendo la vasodilatación con la que se obtiene una hipertermia. Esta reacción va a ser perceptible, tanto de manera interna, como externa.

El calor de la terapia genera un aumento en el ritmo del corazón, que puede llegar a considerarse como taquicardia. Es posible también, que se produzca un aumento en la frecuencia respiratoria. Los pacientes con problemas de hipertensión u otras dolencias cardíacas, deberán abstenerse de su práctica.

En lo que respecta al sistema urinario, el calor de la terapia provoca un aumento de la diuresis y acelera el vaciado vesical. Sobre el sistema nervioso las reacciones pueden ser variables. Las sesiones de corta duración provocan una sensación de mayor sensibilidad, mientras que las largas la disminuyen, ejerciendo efectos relajantes y sedantes.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados