Los ejercicios de estiramiento, también conocidos como stretching son indispensables para nuestro día a día ya que dotan a nuestros músculos de flexibilidad y los preparan para comenzar a trabajar en el gimnasio o fuera de éste.

Beneficios de los estiramientos

Ventajas del stretching

El stretching es indispensable a la hora de llevar a cabo cualquier entrenamiento. Sin embargo, el stretching no sólo es recomendable para aquellos que están acostumbrados al ejercicio físico.

La gente que lleva una vida sendentaria, sin practicar ningún deporte, también pueden usar los estiramientos para fortalecer poco a poco su musculatura y mejorar su rendimiento con algunos ejercicios de flexibilidad.

El stretching es apropiado en los casos de inactividad física prolongada, porque proporciona mayor flexibilidad y los prepara hacia una actividad deportiva mucho más intensa, además de prevenir lesiones deportivas. Entre los principales beneficios de los ejercicios de estiramiento destacan:

  • Resultados invirtiendo poco tiempo. Solo requieres de 5 minutos al levantarte y/o 5 antes de acostarte. Maneja su respiración mientras realizas las posturas, pronto adquirirás flexibilidad corporal.
  • Reduces el acortamiento muscular a través de la extensión de movimientos.
  • Mejora la circulación sanguínea y la oxigenación muscular.
  • Previene las torceduras, tendinitis, molestias en las articulaciones comunes cuando nuestro cuerpo no está fortalecido.
  • Ayuda a prevenir los problemas de sueño: insomnio, estrés, dolores de cabeza o de espalda.

¿Por qué realizar ejercicios de estiramiento?

El realizar ejercicios de estiramiento es fundamental para el bienestar de los deportistas, así como para los que empiezan en el gimnasio desde cero o llevan una vida sedentaria.

Entre los principales beneficios de los estiramientos, encontramos el aumento de oxígeno en la sangre (mejora del sistema respiratorio), la disminución del riesgo a sufrir lesiones, el alivio de los dolores musculares, sensación de relajación y mayor flexibilidad.

Tipos de estiramientos

Tipos de stretching

No todos los estiramientos son iguales ni tienen los mismos objetivos. Existen diferentes tipos de estiramientos o stretching según el nivel de actividad que requieren y los objetivos que persiguen. Así, distinguimos entre:

  • Stretching estático o isométrico. Se realiza en reposo, estirando los músculos durante  10 – 20 segundos. La idea es no forzar el movimiento.
  • Stretching activo. Estiramiento que solo requiere de una parte de tu cuepo para llevarlo a cabo. Si necesitas elevar una de tus piernas y mantenerla en el aire se ejercitan los músculos comprometidos en esta zona junto a los que en su posiciónestática ayudan a conseguirlo (15 segundos como máximo).
  • Streching dinámico. Se estira una de las piernas y con ayuda de tus brazos realizas balanceos adecuados para ampliar la flexibilidad.
  • Estiramientos pasivos incluyen a un fisioterapeuta  o un instructor encargado de lograr que los ejercicios se den de forma correcta.
  • Estiramientos balísticos requieren de rapidez, se da con algunos rebotes y fuerzan la extensión de los movimientos.

Ejercicios de estiramientos

Todos los ejercicios de estiramiento tienen como objetivo trabajar la flexibilidad de nuestros músculos. De este modo, hay ejercicios específicos de stretching en función de cada zona del cuerpo que se pretenda trabajar, por ejemplo, las piernas, la espalda o directamente los abdominales.