La arcilla medicinal

0



Arcilla medicinal

Arcilla medicinal

La arcilla es un elemento natural poseedor de diversas propiedades terapéuticas. Sus tratamientos pueden ser suministrados de diversas formas. Una de ellas es la aplicación por vía oral.

Se debe diluir una cucharadita al ras de arcilla en polvo en un vaso de agua mineral. El paciente ingerirá la mezcla por un periodo de 14 días ininterrumpidos, siempre en ayunas. Finalizadas las dos semanas de tratamiento, se recomienda descansar una, y luego volver a aplicar por una semana más.

Esta rutina de una semana de aplicación  por una de descanso, se puede sostener el tiempo que el paciente o el terapeuta considere necesario para lograr los efectos deseados sobre el organismo.

Uno de los componentes principales de la arcilla es el sodio, elemento recomendado para personas hipertensas o que hayan sufrido un infarto u otros problemas cardiacos. En estos casos, será imprescindible contar  con el asesoramiento de un médico con respecto a las dosis y periodos de aplicación.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor


767 artículos