La importancia de la alimentación para mejorar el rendimiento deportivo

0
Alimentación en el deporte

¿Eres una persona activa que dedica mucho tiempo a hacer deporte? En este caso, la alimentación será el motor que te aportará energía y te ayudará a rendir en tu práctica deportiva. Comer alimentos saludables y ricos en nutrientes es un aspecto esencial. Sin embargo, un deportista no necesita los mismos alimentos y cantidades que una persona más sedentaria.

Por tanto, la nutrición deportiva es una vertiente de la nutrición que se enfoca en las personas deportistas y las ayuda a progresar en sus metas físicas y deportivas. ¿No sabes qué pautas de alimentación debes seguir? En este caso, puedes acudir a un dietista online para que te ofrezca un asesoramiento más personalizado en función de tu actividad y tus objetivos. Lo más importante es que aprendas qué tipos de de alimentos que debes incluir antes de hacer deporte para tener vitalidad y después del entrenamiento para reponer tus músculos. ¿Quieres descubrirlo?

Cómo llevar una buena nutrición deportiva

Las claves del éxito de un deportista son el entrenamiento, la alimentación y el descanso. Para una persona activa y que realice deporte, la alimentación es el motor para tener energía y, de este modo, obtener unos resultados óptimos. Para ello, este tipo de individuos deben consumir alimentos ricos en hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables. A su vez, una correcta hidratación será indispensable. ¿Qué debes tener en cuenta de cada grupo de alimentos? ¡Te lo explicamos!

Hidratos de carbono

Uno de los pilares en los que debe fundamentarse el plato de un deportista son los hidratos de carbono. Son la gasolina que el cuerpo necesita para desarrollar una actividad intensa como correr, saltar o hacer deporte en general. Lo más aconsejable es tomar los hidratos unas horas antes, entre 2 o 3. Por ejemplo, en el desayuno o en la comida.

Aportan energía y se transforman en glucógeno, por lo que son la fuente de energía de asimilación más rápida. ¿Qué alimentos incluyen los hidratos de carbono y cuáles son los más aconsejables? Las patatas, el boniato, los cereales, la pasta integral o el pan integral. Todos ellos tienen una alta cantidad de carbohidratos complejos y su asimilación es lenta. Por tanto, aportan energía durante varias horas, aumentando el rendimiento durante la actividad deportiva.



A su vez, la fruta, la verdura y la avena también tienen un alto contenido en hidratos de carbono de asimilación más rápida. En este caso, puedes incluirlo después de hacer deporte.

Proteínas

Por otro lado, las proteínas ayudan a reparar los músculos y los tejidos después de un entrenamiento intenso, como es el caso del entrenamiento de fuerza o resistencia. Los alimentos que son ricos en este grupo alimenticio son aquellos de origen animal como la carne y el pescado. Se pueden encontrar en el pollo y el pavo, ya que es preferible optar por carnes blancas que tienen menos grasa. Respecto al pescado, el bonito, el atún, los boquerones, las anchoas o el salmón tienen una alto contenido proteico. A su vez, puedes consumir huevos, lácteos y proteínas vegetales como la soja y las legumbres.

Estos alimentos se recomiendan tomarlos después del entrenamiento para regenerar la masa muscular que se ha desgastado durante el ejercicio y aumentar la saciedad. Si los escoges antes de hacer deporte, lo mejor es que pasen varias horas para evitar la pesadez en el estómago.

Grasas

El tercer grupo de alimentos que deben incorporar en la dieta los deportistas son las grasas. Sin embargo, es necesario escoger los alimentos que contengan grasas saludables como como el aceite de oliva, el aguacate o los frutos secos. Al mismo tiempo, es esencial reducir las grasas saturadas que se pueden encontrar en la bollería, los productos procesados, las carnes rojas, etc.

Tener una correcta hidratación

Es importante beber al menos 2 litros de agua al día. Si eres una persona que hace deporte esto es aún más importante. Durante la realización de ejercicio físico, es normal que tu cuerpo pierda sales y se deshidrate. Por tanto, bebe mucha agua, sobre todo antes y después del entrenamiento.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones y pautas, conseguirás tener una alimentación saludable y equilibrada que te permitirá desarrollar tu actividad deportiva sin límites.