Precauciones con las dietas depurativas

0
Efectos de las dietas depurativas

Realizar una dieta depurativa es positivo para nuestro cuerpo siempre y cuando tomemos las precauciones necesarias. Es imprescindible informarse correctamente y contar siempre con la supervisión de algún profesional médico o de un nutricionista, ya que seguir una dieta depurativa por nuestra cuenta puede llegar a ser peligroso y tener más inconvenientes que beneficios para nuestro organismo. También es importante saber que las dietas depurativas no pueden convertirse en nuestro hábito alimentario, ya que éstas deben tener una duración acotada: con un par de días o como máximo con dos o tres semanas suele ser suficiente.



Además, antes de empezar una dieta depurativa hay que asegurarse de que ésta no va a entrañar ningún riesgo para nuestra salud y que no están contraindicadas en nuestro caso. Hay situaciones en las que las dietas depurativas están prohibidas o exigen llevar un control más riguroso, como por ejemplo durante el embarazo o si se padece diabetes o insuficiencia renal. Tampoco hay que olvidar que existen diferentes tipos de dietas depurativas y que tenemos que elegir la que más se adapte a nuestro estilo de vida y a nuestro objetivo, teniendo en cuenta factores como alimentos o tipos de recetas que vamos a tomar (sólo líquidos como en las dietas detox; sólo frutas y vegetales o también pescados, huevos, etc.) o la duración que queremos que tenga la dieta.

Riesgos de las dietas depurativas

Mientras se realiza una dieta depurativa no hay que olvidar que estamos privando a nuestro cuerpo de ciertos nutrientes y de calorías y que, como hemos indicado, no debemos prolongarlas en el tiempo, ya que a la larga podrían afectar a nuestro bienestar. Es importante interrumpirlas o consultar con un profesional médico en el caso de sentir fatiga, cansancio, náuseas o algún mareo.

Efectividad de las dietas depurativas

Existe cierta controversia respecto a las dietas depurativas, ya que mientras gran parte de los profesionales médicos y nutricionistas las aconsejan ocasionalmente y siempre teniendo en cuenta las precauciones indicadas, otra parte considera que el cuerpo no necesita una ayuda extra para eliminar toxinas y que por tanto estas dietas no son efectivas en su labor de depurar el organismo.

Finalmente también hay que tener en cuenta que las dietas depurativas no son milagrosas y que aunque nos puedan ayudar a desempachar y a limpiar el organismo ocasionalmente, una vez que las terminemos hay que continuar con una alimentación completa y equilibrada, así como con un estilo de vida saludable.