Cursos de natación

0
En qué consisten los cursos de natación

Ya sabemos todos que la natación es uno de los deportes más completos y con mayores beneficios para nuestro organismo al completo. Sin embargo, a menudo la cuestión queda ahí y son pocos los que se aventuran a practicar este deporte en general a través de los cursos de natación, cuando realmente este deporte debería figurar para todos los públicos en los obligatorios para practicar.

Si quieres saber más sobre los cursos de natación y sus características a continuación encontrarás toda la información que necesitas para que no pierdas detalle de nada.

Natación durante el embarazo

Practicar natación durante el embarzo

(Tetiana Iatsenko) || Shutterstock

Sin duda alguna, la natación es una buena alternativa de ejercicio durante la etapa del embarazo, puesto que tonifica los músculos y ayudar a mantener el peso corporal, quemando esas cuantas calorías de más que tu bebé no necesita.

La natación, junto a otras prácticas acuáticas como el aquagym, natación de resistencia o los ejercicios de flexibilidad, permiten mantener en forma a la futura mamá, elevando su ánimo y proporcionarle bienestar, agilidad y actividad.

Asimismo, el agua, empleada durante muchos años como elemento terapéutico de limpieza, revitalizante y curador, es el medio propicio para que un recién nacido se desarrolle y para que la madre se prepare o recupere físicamente.

Por otro lado, está comprobado que la natación durante el embarazo relaja y mejora la capacidad respiratoria, la posición de las vértebras y reduce las dolencias en la columna, males tan frecuentes a lo largo de esta etapa.

La matronatación: madre y bebé nadando juntos

El agua es un medio de enriquecimiento y desarrollo básico del niño desde los primeros meses de vida.

La natación para bebés o matronatación podría definirse como una experiencia afectiva, recreativa, placentera y estimulante. No son clases para que los bebés aprendan a nadar, entre otras cosas, porque no es hasta aproximadamente los cuatro años de edad, cuando el aparato locomotor está lo suficientemente desarrollado como para nadar. La matronatación es una actividad que busca la estimulación acuática del bebé por medio de una serie de juegos que le permiten aprender a flotar y moverse por el agua con la ayuda de sus padres. La sensación de relax que el agua produce no solo es aprovechada por ti; ahora tu pequeño bebé también tiene la oportunidad de disfrutarlo  meses antes de emprender sus primeros pasitos.

Esta actividad empieza a los 4 meses, cuando su sistema  inmunológico  se encuentra protegido (desarrollado) y no existe el riesgo a coger un resfriado o una infección como la otitis. Antes de inscribir a tu hijo en una clase de natación conversa con el pediatra y mantén los chequeos médicos durante todo este tiempo, es mejor llevar un control sobre la evolución del pequeño.

Las clases de natación duran entre 30 y 45 minutos, mucho depende de la resistencia y reacción del bebé. Suelen implementa los ejercicios con tablas, pelotas u otros materiales didácticos.

Natación para niños

Ejercicio de natación para niños

Está demostrado que la natación es el deporte más completo de todos. Por ello, muchos padres escogen ésta actividad física para iniciar a sus hijos en el deporte, puesto que supone un entrenamiento muy efectivo .

Averigua cual es la mejor edad para practicar la natación y enseñar a nadar a tu hijo y motivarlo a hacerlo de manera regular puede conllevar una serie de beneficios tanto para su salud como su seguridad. Especialmente en un día de mucho calor, nadar es la mejor forma de refrescarse mientras realizas una actividad sana y social. Así mismo, apuntar a tu hijo a clase de natación durante los meses de invierno, ayudará a promover un estilo de vida activo durante todo el año.

La natación para niños es un excelente ejercicio cardiovascular que promueve la salud del corazón y los pulmones, mejora la fuerza y la flexibilidad, aumenta la resistencia e incluso mejora el equilibrio y la postura. Además, la natación tiene numerosos beneficios físicos que ayudan a prevenir la obesidad infantil, que se ha relacionado con la diabetes juvenil. La natación también infringe menos tensión en las articulaciones y los tejidos conectivos que otras formas de ejercicio.

Animar a su hijo a nadar también puede mejorar su salud mental y emocional. La natación también puede mejorar el estado de ánimo general, y ayudar a combatir la depresión. Con la natación, el niño alcanza un mejor desarrollo físico, psicológico, y social.

Natación de mantenimiento

Los deportes acuáticos, y en especial la natación de mantenimiento y mejora de la forma física, están entre los más deseados. La utilización del medio acuático es la mejor terapia para el mantenimiento integral y son varios los estilos de natación con los que contamos para trabajar nuestro cuerpo. Además, las actividades en el agua reducen los pequeños achaques de la edad.

Los beneficios de la natación de mantenimiento son:

  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Mejora la postura corporal, desarrolla la flexibilidad, alivia tensiones.
  • Ayuda a prevenir la ansiedad, el estrés y la depresión.
  • Fortalece los tejidos articulares previniendo posibles lesiones.

En el agua, el peso de una persona es aproximadamente el 10% de su peso normal, y el margen de movilidad es mucho mayor, sobre todo para las personas que más necesitan ponerse en forma y tienen limitada su movilidad ya que el agua soporta el peso de los miembros.

La natación de mantenimiento es la mejor elección, sobre todo, para aquellos que tengan problemas con la práctica de ejercicios en tierra. Nadar puede ser ideal para embarazadas, para aquellos que sufren artritis, o para los que padecen problemas de espalda y de peso.

Natación terapéutica

La natación como forma de terapia

(wavebreakmedia) || Shutterstock

Los ejercicios de la natación, resultan muy eficaces para la rehabilitación de cualquier tipo de dolencia en el fitness, para las personas de todas las edades o con cierto tipo de discapacidades.

Por ello, estas técnicas acuáticas ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas, ya sean con problemas de espalda, lesiones o dolores posturales, buscando complementar los tratamientos farmacológicos, ortopédicos, rehabilitadores y otras estrategias que los profesionales indican.

Asimismo, las técnicas de estos ejercicios hacen un uso creativo de las

propiedades físicas del agua como gravedad específica, flotabilidad, presión hidrostática o viscosidad.

De otro lado, los ejercicios de rehabilitación acuática se aplican para aumentar la movilidad articular, fuerza, resistencia aeróbica, flexibilidad, coordinación, postura, composición corporal, tono muscular, etc.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados