Cómo prevenir y tratar las agujetas en las piernas

0
Tips para evitar la aparición de agujetas

Después de hacer deporte, todos hemos tenido algunas vez agujetas. Se trata de un dolor que, sin llegar a ser grave, puede ser muy molesto y suele aparecer tras la práctica de un ejercicio intenso.

Pero, ¿qué podemos hacer para prevenir y tratar las agujetas en las piernas? A continuación, ¡te damos unas recomendaciones básicas!

¿Qué ejercicios provocan agujetas en las piernas?

Las agujetas son pequeñas micro lesiones que se producen tras someter al músculo a un esfuerzo o actividad física al que no está acostumbrado. Ya sea por el tipo de movimiento o por la intensidad del ejercicio, las agujetas producen una reacción inflamatoria que se manifiesta a través de ese característico dolor muscular.

Existen determinados tipos de ejercicios que favorecen la aparición de agujetas en la zona de las piernas. Por ejemplo, los denominados ejercicios excéntricos, que son aquellos en los que se frena o se desacelera una carga externa.

Además, también son muy típicas las agujetas que se producen al caminar o al correr. Esto se debe a que están relacionadas con un terreno en desnivel. Sin embargo, las agujetas que se producen al caminar por cuestas o pendientes, están más relacionadas por las bajadas que por las subidas, al contrario de lo que se suele pensar.

¿Cómo prevenir y tratar las agujetas?

Hacer deporte y llevar una vida saludable es fundamental. No obstante, la prevención de lesiones y agujetas es un aspecto esencial. Para ello, resulta necesario hacer los ejercicios de forma correcta y planificar una rutina adecuada. Para lograrlo, puedes aplicar los siguientes consejos:

Calentar antes de entrenar

Aunque hacer un calentamiento previo no elimina las agujetas, lo cierto es que se pueden seguir diferentes métodos para prevenir su aparición.



Este es el caso, por ejemplo, del método de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP). Es una metodología de estiramientos que ofrece grandes resultados a la hora de ganar flexibilidad y obtener un mayor rango de movimiento. Y, concretamente, se ha demostrado que su práctica antes del ejercicio ayuda a reducir las agujetas.

Consumir cúrcuma o ginseng

Por otro lado, añadir cúrcuma o ginseng al cocinar determinados platos tiene un efecto muy positivo para aliviar las agujetas. Principalmente, porque este tipo de especias cuentan con reconocidos efectos antiinflamatorios y analgésicos.

Asimismo, los alimentos ricos en omega 3 como el salmón, las sardinas, el atún o las nueces podrían ser muy eficaces a la hora de combatir las molestas agujetas.

Tomar legumbres varias veces por semana

Algunas legumbres como las lentejas, las judías, los garbanzos o la soja son alimentos ricos en polifenoles. Esto significa que poseen una valiosa capacidad antioxidante y antiinflamatoria, por lo que favorecen el tratamiento de las agujetas.

Batidos de proteínas antes de hacer deporte

Los batidos de proteínas, especialmente aquellos que contienen aminoácidos como la valina, la leucina o la isoleucina, pueden ayudar a reducir las agujetas.

Estos batidos ricos en proteínas se pueden preparar de forma casera, añadiendo alimentos que sean ricos en esos aminoácidos. Por ejemplo, puedes hacerlo con manzana, granada, papaya, pistachos o almendras.

Evitar el agua con azúcar

El agua con azúcar no elimina el dolor muscular que producen las agujetas. Se trata de un falso mito y, de hecho, varios estudios científicos han puesto de manifiesto que la ingesta de carbohidratos no proporciona ningún efecto beneficioso sobre las agujetas.

Calentar previamente y realizar estiramientos al finalizar la rutina deportiva, así como llevar una alimentación saludable y rica en nutrientes ayudará a prevenir las agujetas. Así que, ¡toma nota y sigue estos consejos para reducir el dolor muscular después de entrenar!