Algunos mitos sobre la práctica deportiva

0



Hidratandose siempre

Hidratandose siempre

Como se sabe, la práctica de la actividad física trae consigo una serie de beneficios para las personas, sin embargo existen ciertos mitos erróneos que pueden traer malas expectativas y que a veces la gente cree.

Dichas creencias equivocadas es posible que puedan surgir por la pésima información de los medios de comunicación, la publicidad o también la mala formación de entrenadores e instructores, con lo cual las personas pueden poner en riesgo su salud.

A continuación revisaremos algunos mitos, principalmente relacionados con la práctica deportiva:

Primer mito: Los ejercicios localizados o específicos permiten la reducción localizada de grasa subcutánea en la zona respectiva. Los estudios científicos desarrollados hasta el día de hoy, han demostrado que esto no es cierto, con lo cual no es posible lograr una pérdida de grasa localizada, ya que el lugar de donde vienen los ácidos grasos, que sirven como combustible durante el ejercicio, depende de factores genéticos, morfológicos y hormonales, entre otros.

Segundo mito: Sudar abundantemente es adecuado para perder peso. Muchas personas creen que hacer ejercicio y sudar mucho provoca mayores pérdidas de grasa. Incluso, existe gente que llegan a usar indumentaria inadecuada para el ejercicio, logrando mucha sudoración, con lo cual la temperatura corporal aumenta evitando que el cuerpo logre enfriarse adecuadamente. Todo eso da la impresión de que se está perdiendo más grasa, pero lo cierto es que lo que se pierde es líquido que el cuerpo requiere para hidratarse.

Tercer mito: El cólico es provocado por la ingesta de líquido antes o durante la práctica de ejercicio. Algunas veces, hay personas que realizan ejercicios y que experimentan un dolor agudo en el costado derecho que no les permite seguir. Ese dolor es denominado cólico. Mucha gente cree que el cólico es producido por haber tomado agua antes o durante el ejercicio. Pero lo cierto es que el cólico es ocasionado por la irrigación sanguínea a los músculos activos durante el ejercicio. Si una persona tiene cólico mientras se ejercita, lo mejor es que baje la intensidad o se detenga.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No