La natación es el movimiento o desplazamiento a través del agua mediante el uso de las extremidades corporales y sin utilizar ningún instrumento artificial. La natación se trata de un deporte además de recreativo muy beneficioso para el ser humano, ya que al ser principalmente un ejercicio aeróbico, la natación reduce los efectos dañinos del estrés, puede mejorar y corregir la postura y desarrollar un físico característico, a menudo llamada "silueta de nadador".

La natación ya era practicada en tiempos prehistóricos. En la edad moderna formó parte de los primeros Juegos Olímpicos modernos en 1896 en Atenas y en 1908, se creo la Federación Internacional de Natación (FINA).



 

Natación: La práctica de un deporte completo

La natación viene  a ser un deporte particular, debido a que se puede practicar durante toda la vida, empleando diferentes planteamientos y convirtiéndose en un especialista de todos los estilos de natación.

Pero, ¿qué es la natación? Según algunos autores como Arellano, Iguarán o Counsilman, definen el término natación de la siguiente manera:

  • Al hablar de natación,  nos estamos refiriendo a un deporte que pueden practicarlo tanto los bebés de pocos meses de edad hasta personas de 70 u 80 años.

“La habilidad que permite al ser humano desplazarse en el agua, gracias a la acción propulsora realizada por los movimientos rítmicos, repetitivos y coordinados de los miembros superiores, inferiores y el cuerpo, y que le permitirá mantenerse en la superficie y vencer la resistencia que ofrece el agua para desplazarse en ella”.

La práctica de un deporte como la natación está basada especialmente en la técnica y de manera secundaria en el entrenamiento de la velocidad y la resistencia. Esta situación se debe a que, a la inversa que otros deportes, el organismo humano no fue diseñado para nadar, ya que esta acción envuelve movimientos, no naturales y poco intuitivos.

¿Cuáles son los objetivos de la natación?

Trabajar ejercicios de resistencia con la natación

La natación es un deporte que tiene en cuenta otros requerimientos especiales de las personas como ninguna otra disciplina lo hace. Tal es el caso de asmáticos, epilépticos, mujeres embarazadas y todos aquellos que sufran cualquier clase de mengua física o mental, que se ven favorecidos con esta habilidad.

Uno de los objetivos de la natación es el planteamiento utilitario. Éste es el que abarcará las necesidades básicas del ser humano, como por ejemplo el preservar la vida.

Pero, también se tiene que tomar en cuenta los objetivos que se buscan con la experiencia de la natación. Estos objetivos pueden cambiar desde diferentes ideas de planteamientos. Otro objetivo es un planteamiento educativo. Es el que consentirá aparte del aprendizaje de la natación aportar a la formación completa de la persona desde la perspectiva  motor, cognitiva y afectiva. Un tercer objetivo vendría a  ser el planteamiento higiénico-sanitario. El cual se efectúa en la mejora de la condición física y aséptica. Aparte de los objetivos mencionados, existen dos más que son el planteamiento competitivo o el planteamiento recreativo. Pero los tres primeros son considerados los más importantes.

Beneficios de la natación

La natación, contrariamente al pensamiento de algunas personas, puede realizarse de numerosas maneras distintas además de acomodarse a las necesidades particulares de cada individuo.

Existen, actualmente, diversas actividades dirigidas por profesionales distintas a los tradicionales cursos de aprendizaje, lo cual respalda lo antes mencionado. Vemos cursos para mujeres embarazadas, personas mayores, bebés, entre otros más.

Veamos algunos de los beneficios de la natación son los siguientes:

  • Estimula la circulación de la sangre.
  • Contribuye con una sorprendente firmeza cardiopulmonar.
  • Reduce el peligro de contraer enfermedades cardiovasculares.
  • Contribuye a mantener una presión arterial firme.
  • Desarrolla más de dos tercios de los músculos de nuestro cuerpo.
  • Prospera la postura del cuerpo.
  • Aplaca tensiones.
  • Fortifica los tejidos de las articulaciones evitando probables lesiones.
  • Crea estados de ánimo positivos.
  • Ayuda el crecimiento y el progreso físico-psíquico.
  • Prospera el desarrollo psicomotor.

Consejos para practicar natación

Si te te has decidido a dar el paso y a practicar ejercicio es importante que tengas en cuenta algunos consejos para practicar natación antes de iniciarte en la aventura.

En este sentido, es importante que seas consciente en todo momento de que practicar natación es un deporte con numerosos beneficios para tu organismo, pero que también debes controlar sobre todo por el número de calorías quemadas con la practica de este deporte. Por eso, antes de iniciarte en la aventura es imprescindible que lo tengas todo bajo control y conozcas sus pros y sus contras en función de tu estado físico y constitución.

Recomendaciones para los que desean comenzar a nadar

Ya sabemos que la natación te puede otorgar múltiples beneficios. Pero es necesario, tener en consideración algunas recomendaciones para practicar natación y que sí o sí deberás tener en cuenta:

  • Debes hacerte un análisis médico previamente a iniciar la actividad física para tener la seguridad que puedes practicar esta clase de ejercicio. El galeno nos encargará el tipo de ejercicio que requerimos.
  • Según la edad se determinará la temperatura del agua y también la del ambiente. Para los bebés será diferente que la de los adultos.
  • Con el fin de evitar los problemas de piel debes hidratarte adecuadamente.
  • Para obtener beneficios a largo plazo es muy necesaria la perseverancia.
  • Evite correr, no se apresure, todos nosotros contamos con un compás.
  • Ser aseado para evadir las infecciones. Pero, principalmente, haga caso a las sugerencias higiénico-sanitarias.
  • Además, es elemental tener en cuenta los niveles de cloración y potencial de Hidrógeno del agua.

La natación: Deporte y recreación

La natación es uno de los deportes más  completos. Gracias a su práctica, no solo ejercitas tu cuerpo, sino que también despejas tu mente de una agenda rutinaria.

Existen diversos centros especializados en su enseñanza de la natación y distintas disciplinas en las que puedes adaptarte. Lo único que necesitas para comenzar la práctica es tu voluntad.

Por ejemplo, si eres una persona que  no tiene mucha experiencia nadando,  puedes realizar el Aquagym, conocido también como Gymswim,  consiste en la práctica de ejercicios físicos bajo el agua. Con este deporte, no solo te adaptarás al medio acuático, sino mejoras tu estado físico.

Otra disciplina de la natación en la que puedes participar es el swam,  la natación relajante. Este variante te propone la realización de coreografías en el agua.

Y si ya tienes experiencia en natación, bien puedes inscribirte en un curso de Aquathlon, que consiste en realizar diversas actividades bajo el agua, como la lucha submarina o los ejercicios acrobáticos. Al practicarlo desarrollarás mucho las técnicas de meditación y respiración.

Accesorios para practicar natación

Para practicar la natación es muy importante contar con el equipo adecuado, ya seas un usuario iniciado o avanzado:

  • Bañador de natación: tendrás que buscar uno en el que te sientas agusto y sea válido para el ejercico que deseas hacer en particular.
  • Gorro y zapatillas de natación: imprescindibles sobre todo en los espacios públicos. Las zapatillas tendrán que ser de un material no poroso y el gorro será fundamental para nadar con absoluta comodidad.
  • Gafas de natación: sin duda el mejor aliado y elemento indispensable.

La importancia de la fuerza en natación

La fuerza dentro de la práctica de natación, ocupa  un papel importante dentro de la preparación física del nadador, ya que  aumenta significativamente nuestra capacidad de resistencia así como mejora la asimilación del ejercicio.

Para aumentar nuestra fuerza dentro del agua podemos realizar un programa de entrenamiento con pesas, complementado con una dieta rica en hidratos de carbono y en proteínas contribuye a desarrollar el tejido muscular, haciendo más potente la natación. También podemos realizar  una serie de procedimientos sencillos, como nadar con ropa , utilizar cargas en los tobillos o mantenernos a flote sobre un pedazo de esponja, evitando que la presión del agua la voltee. La intensidad con que nademos también influirá positivamente en nuestra velocidad.

Respiración y natación

La respiración es una parte fundamental de la natación. Por ello el aprender a coordinar los movimientos corporales y los respiratorios supone un ejercicio de resistencia en la natación durante el desplazamiento en el agua.

Aunque parezca muy simple, la respiración durante la natación tiene gran importancia, sin embargo pese a que mucha gente puede desarrollar dicho ejercicio de manera espléndida, el agotamiento al no saber respirar, es cuestión de segundos. A continuación encontrarás algunas de las pautas para una respiración correcta que deberás tener en cuenta:

  • Coge aire por la boca abriendo tus pulmones todo lo que puedas.
  • Introduce la cabeza entera debajo del agua y suelta todo el aire.
  • Intenta realizar el mayor número de burbujas y lo más grandes posible.
  • Al momento de nadar tu cuerpo y tu cabeza deben girar hacia la derecha para poder tomar aire.
  • Intenta hacer la respiración bilateral. Es decir, brazo derecho – cojo aire por el lado derecho – agarro el borde y soplo – brazo izquierdo – cojo aire por el izquierdo – agarro el borde y soplo.

Entrenando en la piscina

En la actualidad, ya son muchos los que practican la natación, pues lo que desean es quemar calorías y sobre todo estar en mejor condición física. Para ello son cada vez más las personas que recurren a los entrenadores personales de natación para que de forma personalizada puedan establecer una rutina.

En este sentido, muchos nadadores tienen una rutina, sin embargo, también hay algunas actividades que se puede realizar cuando se nada, así que toma nota, para ti que recién empiezas. Todos quieren aumentar la intensidad cuando se practica la natación, por eso se opta por nadar más rápido, asimismo se realiza movimientos más marcados.

Sin embargo, los especialistas sostienen que se puede aumentar la intensidad, al utilizar accesorios que nos facilitará a nadar mejor, ya que ejerce una resistencia en el agua. Las cuales pueden ser: las aletas, las tablas de flote, las manoplas, flotadores.

Además, los beneficios que brinda el entrenamiento en la piscina son:

  • Mejora la resistencia.
  • Mejora la intensidad.
  • Quema las calorías, entre otros.

También  se puede añadir peso en las diferentes partes del cuerpo al momento de nadar.

Cabe indicar, que se deber saber nadar para no tener ningún inconveniente al momento de practicar algún ejercicio en el agua.