3 formas de hacer cardio en casa y conseguir perder peso

0
Cómo entrenar cardio en casa

No hace falta ir al gimnasio para hacer un entrenamiento efectivo y conseguir ponerte en forma en tiempo récord. Por tanto, si lo que buscas es adelgazar y trabajar todo el cuerpo, puedes hacer una rutina de cardio en casa. Después, puedes combinarlo con ejercicios de fuerza con tu propio peso y materiales que puedas tener en casa como bandas elásticas o mancuernas.

En el artículo de hoy, te contamos cuáles son las mejores formas de hacer cardio en casa. ¿Quieres descubrir cuáles son? ¡Te lo contamos!

3 formas de hacer cardio en casa

Entrenar en casa te da una mayor libertad, tranquilidad y flexibilidad. No tener que estar pendiente de si una máquina está libre u ocupada, tener el espacio que necesitas y no tener que coincidir con otras personas tiene sus ventajas.

Y, además, puede que te dé menos pereza hacer ejercicio en casa que tener que desplazarte al gimnasio, sobre todo en invierno cuando hace frío o cuando no tienes mucho tiempo. Por ello, te mostramos tres formas de hacer cardio en casa y activar tu cuerpo:

La bicicleta estática

La bicicleta estática es una máquina muy completa que permite acelerar nuestras pulsaciones y hacer un gran trabajo a nivel cardiovascular. Pero, además de ayudarte a quemar calorías y perder peso, es una herramienta perfecta para tonificar las piernas y los glúteos y trabajar los brazos y el abdomen de forma secundaria.

Todas estas ventajas la convierten en una de las máquinas estrella de los gimnasios y de los centros deportivos. Por estos motivos, muchas personas se han hecho con una bici para entrenar en casa. En este caso, las bicicletas estáticas en ofertafitness.com son una muy buena opción.

¿Qué debes tener en cuenta para obtener unos buenos resultados?

En primer lugar, no pedalees a un ritmo constante. Los expertos recomiendan hacer intervalos de intensidad para quemar más grasa y que el entrenamiento sea más efectivo. Por otro lado, no te olvides de mantener una buena postura y contraer los abdominales durante la actividad. Y por último, haz un calentamiento inicial que incluya un pedaleo de forma relajada y un estiramiento de tus músculos de forma posterior.

La cinta de correr

Utilizar una cinta de correr en casa te permitirá hacer diferentes rutinas: desde correr y caminar hasta hacer un entrenamiento HIIT. Se trata de otras de las máquinas imprescindibles del gimnasio y si tienes una en casa, puedes sacar mucho rendimiento a tus entrenamientos.



De forma práctica, cómoda y sin salir de casa, podrás aumentar tus pasos diarios y mantenerte activo. Además, podrás utilizarla mientras ves la tele, te pones tu serie favorita o escuchas música.

Las claves para entrenar con una cinta de correr

Hay algunos aspectos clave que debes valorar al hacer deporte con una cinta de correr. En primer lugar, establece un calentamiento previo durante 5 o 10 minutos con un ritmo más suave. Posteriormente, puedes combinar caminar y la carrera, sobre todo durante tus primeras sesiones.

A su vez, crear diferentes niveles de intensidad también será muy útil a la hora de quemar grasa y acelerar tus pulsaciones. Por otro lado, puedes variar la inclinación y así trabajar de forma más intensa las piernas, los glúteos y los gemelos.

La elíptica

Y la tercera máquina de cardio a la que podemos recurrir es la bicicleta elíptica. Combina el movimiento de caminar rápido y subir escaleras. Por lo tanto, es la opción ideal para hacer un entrenamiento de cardio de bajo impacto y así evitar dañar tus articulaciones.

Puedes utilizarla para trabajar brazos, piernas, glúteos y la zona del core. Al mismo tiempo, también puedes usarla para hacer entrenamientos por intervalos y acelerar la quema de grasas y calorías.

Así debes usarla para entrenar

Como hemos comentado, es esencial hacer un calentamiento previo durante unos minutos. Después, ves aumentando la intensidad y no mantengas todo el rato el mismo ritmo. Combina diferentes niveles de intensidad y velocidad, así como la posición en la elíptica.

Por ejemplo, primero puedes hacer un trabajo de todo el cuerpo, utilizando el movimiento de brazos y piernas. Y, posteriormente, puedes focalizarlo solo en la parte inferior. Si lo que buscas es activar y trabajar el core, haz el movimiento con los brazos en suspensión.

¿Cuál de ellas prefieres? Sin duda, tener una en casa será una herramienta perfecta para tener una vida más activa y ponerte en forma.