¿Saltar a la cuerda o correr? Te ayudamos a decidir

Por qué saltar a la cuerda

Si realizamos un compendio de todas las posibilidades existentes para el entrenamiento físico, no acabaríamos nunca. Por consiguiente, si dichas actividades son de tipo aeróbicas o cardiovasculares, la gama existente y futuras creaciones, cada vez están más en auge. Todo ello, debido a la importancia demostrada no solo de la fuerza muscular, sino de la resistencia física y sus sub-aspectos.

En este artículo realizaremos la comparativa entre dos opciones existentes para la actividad aeróbica. Con mejoras tanto en el sistema respiratorio con la aplicación de una intensidad-duración determinadas, además de, mejoras cardiovasculares, etc.

Analizaremos las diferencias y semejanzas entre la carrera y saltar a la cuerda, para que, de esta forma, decidáis que opción os atrae más de las dos. Aunque, por supuesto podéis optar por las dos opciones (running + comba), cuantos más recursos para en entrenamiento, mejor.

Running y saltar a la comba: beneficios comunes

Por un lado, el running es una de actividades y gestos técnicos más utilizados en el mundo. Utilizamos la carrera para desplazarnos a mayor velocidad con objetivos diversos como, por ejemplo, no llegar tarde al trabajo o las clases, no perder un autobús, o, en lo que al tema de hoy respecta: correr para mejorar nuestra condición física.



Por otro lado, muchas películas de boxeo nos han llevado a conocer dicho sistema de entrenamiento, e incluso en la escuela de pequeños. Por ello, debemos catalogar el salto a la cuerda como una actividad muy atractiva y que necesita y poco espacio, muy útil para realizar en vuestros hogares.

Reconozcámoslo, las personas somos muy diferentes: hay personas que aman correr, mientras que otras lo odian. Sin embargo, debemos de comprender los beneficios que conlleva una dosis adecuada semanalmente de dicha actividad para la salud y el aspecto físico:

1. Fortalecimiento de huesos

El impacto articular de la traslación en carrera, ligado paralelamente a una nutrición adecuada, especialmente con alimentos ricos en calcio y otros minerales. Promueven la regeneración de osteoblastos y osteoclastos, componentes internos de los huesos, evitando enfermedades como la osteoporosis.

2. Tonificación muscular

Al realizar la carrera activamos ciertos grupos musculares, predominantemente de tren inferior como músculos ejercientes de la acción motriz, y, el ‘Core’ como centro equilibrador de las masas anatómicas. Es por ello por lo que lo ideal sería compaginar la carrera con ejercicios de tren superior, para obtener un equilibrio total en nuestra salud y estética.

3. Mejora cardiovascular

El corazón es nuestro motor principal. Al correr durante un periodo constante, nuestro volumen de sangre aumenta, reducimos el riesgo de trombosis, la circulación mejora y se acelera. Y por último y no menos importante, nuestra frecuencia cardiaca en reposo y ejercicio disminuye.

4. Disminuye el envejecimiento muscular

La pérdida de masa muscular es un factor del cual nadie se libra, pero, podemos retrasarlo. Es cierto que las actividades óptimas para ellos son los ejercicios de fuerza con carga externa. Sin embargo, la carrera reforzará dicho aspecto en las fibras de contracción rápida, las opuestas a las trabajadas predominantemente en la musculación. De esta manera, se reduce la pérdida degenerativa de masa muscular y el envejecimiento de los músculos.

5. Pérdida de masa grasa

Al ser una actividad puramente aeróbica de larga duración, el metabolismo de las grasas se activa como ciclo principal; por ello, conseguiremos una disminución de aquellas zonas que tanto queremos disminuir en volumen, evitando así procesos negativos como la obesidad.

Tu condición física, clave para decandarte por el running o el sato a la cuerda

Este aspecto es de suma importancia, ya que, en primer lugar, debemos de adaptar el ejercicio a nuestro nivel físico. Ya no solo en duración del ejercicio, sino de la técnica. Una persona de avanzada edad y sin un bagaje deportivo, no debe recibir un impacto articular.

El número de accesorios fitness cada día son mayores. Importante: no rechacéis una actividad o ejercicio sin haberlo probado antes, quizás os sorprenda. Y recordad, a veces debemos realizar actos que no nos gustan del todo, pero, que nos llevaran al éxito. En este caso, el éxito en salud y estética.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Rubén Guzmán (entrenador de musculación y fitness)

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla, España) en 2013. Experiencia práctica diaria en Centros Deportivos (como usuario) y acondicionamiento físico-Fitness (colectivo e individual). Entrenador Nacional de Musculación y Fitness desde 2007 (Escuela Nacional de Entrenadores-Federación Española de Halterofilia). Experiencia profesional como entrenador personal, instructor deportivo, preparador físico y monitor de Body-Pump, Muay Thai y Kick Boxing. Fue becado por el Vicerrectorado de Deporte al mérito académico por la Fundación Universidad Pablo de Olavide y, en la actualidad, es Miembro ANECAFYDE (Consejo de delegados de Facultades del Deporte, España) y ejerce como Entrenador Personal y Coach Psicológico. En la actualidad, trabaja como entrenador personal en Holmes Place Madrid.


16 artículos