5 ejercicios básicos para aprender a patinar

0
Ejercicios sencillos para aprender a patinar

Con familiares, solos o con amigos, patinar es uno de los pasatiempos más saludables para todos aquellos que quieren disfrutar del placer de recorrer la ciudad sobre unos patines. Pero, además de ser muy entretenido para pequeños y mayores, es una actividad muy completa que nos ayudará a mantenernos activos.

Da igual si escoges un modelo clásico o en línea, lo importante es elegir unos buenos patines que te permitan practicar este deporte con seguridad y comodidad.

¿Qué errores debemos evitar cuando patinamos?

El patinaje es, básicamente, deslizarse y rodar sobre una superfície utilizando unos patines. Para ello, debemos adoptar una postura que nos permita recorrer el suelo de manera estable a la vez que cogemos impulso para avanzar.

Uno de los principales errores que cometemos al aprender a patinar es pretender desplazarnos simulando los movimientos naturales que realizamos al caminar. Esta mala costumbre puede dificultar deslizarse sobre los patines y también puede conllevar ciertos riesgos para nuestra propia seguridad. A su vez, otro error común es basar toda la técnica de patinaje en hacer movimientos laterales.



Por tanto, para patinar de forma adecuada, hay que procurar combinar movimientos con diferentes rotaciones, lo que ayudará a mejorar la estabilidad y poder recorrer una mayor distancia sobre los patines.

Ejercicios básicos para aprender a patinar

Si quieres iniciarte en esta divertida disciplina deportiva, existen algunos ejercicios que te ayudarán a aprender a patinar y mejorar tu técnica:

1. Adelantar el centro de gravedad

Al empezar a patinar, lo primero que hay que conseguir es estabilidad. Esto solo lo vamos a lograr mediante la postura clave del patinaje. Es decir, poniendo nuestro centro de gravedad más bajo y ligeramente adelantado.

Para matener la posición correcta, debes mantener la nariz, las rodillas y la punta de los patines alineados. Para ello, trata de mantener los brazos relajados y la espalda recta. Cuando obtengas estabilidad y confianza en esta posición, será el momento de comenzar a deslizarte con los patines.

2. En forma de V

Una vez tengas las rodillas flexionadas, coloca los patines en forma de V y adelanta el pie derecho. Empieza a deslizarte con ese mismo pie y dirígete hacia la trayectoria que apunta el pie. Después, repite el movimiento con el otro pie. Por otro lado, es importante que no hagas deslizamientos muy largos, mantengas las rodillas flexionadas e inclines el cuerpo hacia delante.

3. Practicar los giros

El giro con los patines es similar a los que se realizan con los esquís. Para hacer este ejercicio, separa las piernas a la altura de los hombros. Si mientras avanzas, realizas presión con el patín derecho en su parte interior, girarás a la izquierda. Y si por el contrario, si generas la presión con el patín izquierdo, girarás a la derecha.

4. Deslizarse con un solo patín

Para hacer este ejercicio, solo tienes que ponerte un patín. De este modo, con el pie que tienes libre, debes empujar y deslizarte con el pie del patín mientras mantienes el equilibrio. Si quieres lograr una buena postura para realizar el ejercicio, debes flexionar las piernas, colocar la espalda recta y tener los brazos extendidos de forma horizontal.

5. Aprender a frenar

Utilizar el freno de los patines en línea puede parecer difícil al principio. Sin embargo, puedes practicarlo para así dominarlo cuando salgas con los patines. Primero deberás adelantar la pierna derecha, que es donde está el freno, y después tendrás que flexionar la pierna izquierda. A continuación, levanta ligeramente el pie derecho haciendo rozar la goma de freno contra el suelo.

Con estos ejercicios, podrás empezar a controlar la técnica al patinar y adquirir confianza y estabilidad para deslizarte sobre los patines. Así que, ya sabes, ¡practica, patina y aprende!