Deporte, rutina y tips para recuperarse de una liposucción

0
Cómo establecer una rutina adecuada después de una liposucción

Una de las mejores alternativas que existen para recuperar la figura y deshacerse de los antiestéticos depósitos de grasa que no desaparecen a través de dieta y ejercicio es la liposucción.

Sin embargo, hay que saber que tanto la liposucción para hombres como para mujeres no debe tomarse como un método de pérdida de peso. Lo primero que se debe hacer es invertir tiempo en adoptar una rutina de ejercicio así como una dieta saludable tanto antes como después de pasar por el quirófano.

En general, los expertos en cirugía estética recomiendan perder peso antes de pasar por una liposucción. La principal razón de esta recomendación es inculcar hábitos saludables en los pacientes para que sigan poniéndolos en práctica después de la operación.

Por ello, después de pasar por este procedimiento, es de suma importancia seguir una correcta rutina de ejercicios para mantener en estado óptimo las zonas que han sido tratadas. De este modo, evitarás que se vuelvan a acumular nuevos depósitos de grasa.

¿Qué rutinas se deben establecer después de una liposucción?

Existen algunas rutinas recomendadas que se deben poner en marcha después de una liposucción:

Deporte

Si te has sometido a este tipo de cirugía y te preguntas cuándo podrás retomar tus rutinas de ejercicios, es aconsejable que esperes unos quince días para retomar la rutina deportiva.



Después de haber pasado por quirófano, lo ideal es empezar a moverse con ejercicios simples y sencillos a través de los cuales se puedan introducir gradualmente una serie de ejercicios más normales. Recuerda que, las primeras semanas tras unas liposucción, la zona tratada puede estar inflamada. Por ello, es mejor dejar que el cuerpo se recupere primero antes de iniciar ejercicios de nivel más intenso.

En el caso concreto de la liposucción, los pacientes pueden volver a su actividad habitual una vez que hayan transcurrido 72 horas desde la operación. Eso sí, deben evitar realizar actividades que exijan esfuerzos importantes.

Los expertos recomiendan empezar por una actividad moderada, como puede ser caminar, para favorecer la circulación de la sangre en las zonas operadas. Posteriormente, se puede ir aumentando la duración y la intensidad de las caminatas.

Una vez transcurrido un mes desde la operación, se puede retomar una rutina de ejercicio físico normal. Como es correr, jugar al pádel o montar en bicicleta, entre otros deportes. También está recomendado los ejercicios de fuerza para fortalecer la musculatura de la zona tratada con la liposucción.

Alimentación saludable

El objetivo de llevar una dieta especial tras una liposucción es conseguir el aporte calórico necesario además de todos los nutrientes, vitaminas y minerales esenciales para su regeneración.

Por lo tanto, es vital garantizar la ingesta necesaria para generar la energía que el cuerpo necesita. A través de alimentos frescos como las frutas y verduras, así como carnes y pescados a la plancha se puede garantizar un correcto aporte nutricional tras una liposucción.

Uso de cremas reafirmantes

Para que la piel esté firme tras la cirugía, se recomienda aplicar cremas que contengan colágeno y vitamina C, dos potentes antioxidantes para la piel. Las cremas y lociones reafirmantes permiten obtener unos resultados visibles a las pocas semanas de tratamiento.

Masajes

Las sesiones de masajes de drenaje linfático son muy necesarias tras una intervención de estas características. Cuatro o cinco sesiones al mes favorecerán mucho la recuperación de los tejidos adiposos y devolverán la elasticidad a la piel tras la cirugía. Además, los masajes linfáticos están especialmente indicados para pacientes con pieles flácidas porque ayudan a tonificar la piel.