¿Cuándo debes empezar a tomar suplementos deportivos?

0
Recomendaciones a la hora de tomar suplementos deportivos.

Como su propio nombre indica, los suplementos deportivos son el acompañante de una buena dieta y un entrenamiento completo. Un error muy habitual es recurrir a ellos para solucionar las carencias de nuestra dieta o nuestro entrenamiento, cuando realmente los suplementos deberían cubrir lo que no podemos cubrir de forma natural. Por eso, a la hora de tomar los suplementos deportivos de Dietética Central vamos a plantearnos una serie de cuestiones para saber cuándo empezar a incorporarlos a nuestro día a día.

¿Sigues una dieta sana y equilibrada?

Lo primero que nos plantearemos es una revisión de nuestra dieta. Si llevamos una dieta sana y equilibrada, conseguiremos maximizar los efectos de los suplementos deportivos. Un multivitamínico puede tener las mismas vitaminas que una pieza de fruta. Sin embargo, los suplementos no son sustitutivos de la frutas, sino complementarios. Puedes acudir a un nutricionista o al dietista si quieres asesoramiento profesional. De esta forma, conseguirás aunar tu dieta con los suplementos de la forma más óptima posible.

Tras analizar nuestra dieta, tenemos dos opciones. Si la dieta es pobre, cambiaremos nuestros hábitos alimenticios y seguiremos una dieta sana y equilibrada, basada en la clasificación de la pirámides de los alimentos y buscando siempre aquellos que nos supongan un mayor aporte nutricional. Eso sí, no olvides incluir la proteína en tu análisis nutricional. Una vez hayamos conseguido cambiar nuestra alimentación, los suplementos tendrán mayores beneficios para nosotros.

¿Haces un entrenamiento de calidad?

En cambio, si la respuesta a la pregunta anterior es afirmativa pasamos al segundo factor clave a la hora de tomar cualquier suplemento: la calidad del entrenamiento. Un entrenamiento de 45 minutos puede ser más efectivo que uno de 3 horas si es de calidad. Debes tener claro que los suplementos no sustituyen el entrenamiento, como decíamos antes serán el complemento perfecto a tu ejercicio siempre que hagas un entrenamiento completo y de calidad. Al final, los suplementos no son un producto milagro, sino un complemento a tu estilo de vida.



Por eso, revisaremos nuestro plan de entrenamientos para asegurarnos de que se ajusta a lo que buscamos. Por ejemplo, si lo que quieres es ganar fuerza y músculo, tu plan de entrenamiento debería estar compuesto por ejercicios multiarticulares con una adecuada evolución del peso que mueves. Los suplementos nutricionales juegan por lo tanto, un papel fundamental en la evolución de tu entrenamiento. A más calidad de entrenamientos, más beneficios te reportarán los complementos deportivos.

¿Tienes un buen estilo de vida?

Como bien sabrás, hay tres factores que afectan al rendimiento deportivo: alimentación, entrenamiento y hábitos. Dormir lo suficiente y bien, ser una persona activa, no tener demasiado estrés o no fumar ni beber son buenos hábitos que nos ayudan a rendir mucho mejor y nos permiten asimilar el entrenamiento. Si no cumples con alguno de estos hábitos deberías esforzarte por ello. No solo mejorará tu rendimiento, también lo hará tu salud y por lo tanto, tu estado físico.

De vuelta a la pregunta que nos hacíamos al principio, la respuesta parece simple: los suplementos deportivos maximizarán sus efectos cuando sigamos una dieta equilibrada, tengamos un plan de entrenamiento efectivo y unos hábitos de vida saludables. Entonces será muy efectivo completar nuestra dieta con suplementos para el previo, el entrenamiento y el post-entrene. No se pueden dar plazos, ni edades, ni hablar de periodos, todo depende de ti y de tus hábitos. Pero recuerda que incluso cuando los tomes debes esforzarte por seguir con esas pautas de vida sanas. Al final todo es cuestión de ganas, pero sobre todo, de buena actitud.