¿Conoces el verdadero origen del método Pilates?

0
Origen del método Pilates

Millones de personas en todo el mundo se han convertido en auténticas fans del método Pilates. Esta disciplina deportiva busca la coordinación entre el cuerpo y la mente, consiguiendo múltiples beneficios para salud.

A través de la concentración y de una correcta respiración, el método Pilates desarrolla un preciso trabajo de toda la musculatura, tanto la periférica, habitual en los movimientos físicos, como la más profunda, que es la más difícil de controlar. Concretamente, el Pilates se puede practicar a través de ejercicios de suelo, así como mediante máquinas para Pilates.

Origen del método Pilates

El método Pilates fue creado por Joseph Pilates, un alemán que durante su juventud se dedicó al boxeo y que también trabajó como instructor de defensa personal. En su empeño por mejorar su estado físico y el de sus alumnos, Joseph Pilates creó un método al que, en un principio, denominó Contrología. El objetivo que perseguía este método era conseguir un completo control del cuerpo y buscar la coordinación, incluso, en las actividades que día a día se realizan de forma inconsciente.

Para poner en marcha este novedoso método, Pilates estudió diversas disciplinas como el yoga, el taichi o el culturismo. Y, también, tomó conceptos griegos sobre la formación y el acondicionamiento de los atletas olímpicos.



Asimismo, y como soporte a sus investigaciones, Pilates se ayudó de los libros de anatomía para conocer a fondo el cuerpo humano y poder mecanizar las variantes de los distintos músculos. En su estudio, surgió la importancia de controlar la respiración en el momento de desarrollar los ejercicios.

Por ello, originalmente, el método Pilates consistió en una práctica deportiva enfocada en el trabajo de la corrección postural que buscaba alcanzar un control preciso del cuerpo, de la manera más saludable y eficiente posible.

Y es que, una de las bases del Pilates, es que a través de esta disciplina se intenta conseguir una higiene postural. La clave de esta disciplina es mantener una postura correcta que no dañe la espalda y que se ponga en práctica de forma consciente en cada uno de los ejercicios.

Principales beneficios físicos del Pilates

Ahora que conoces el origen de este famoso método, si todavía no te has animado a practicarlo, descubre todos los interesantes beneficios que te aporta el Pilates en tu bienestar físico y mental. Y es que, si buscas un deporte en el que trabaje todo el organismo, el Pilates es el método que necesitas:

Tonifica todo el cuerpo

Músculo a músculo, a través del método Pilates se consigue tonificar todo el cuerpo. Y es que a través de los ejercicios de Pilates, los músculos se contraen, especialmente los de la espalda, los glúteos y el abdomen. De este modo, se consiguen unos músculos más fuertes y definidos.

Higiene postural

A través de los ejercicios de suelo o los que se practican a través de máquinas de Pilates se consigue mantener una posición correcta de la espalda, contrayendo el estómago y colocando los hombros correctamente, lo que ayuda a preservar una buena higiene postural.

Aumenta la energía

A través de los ejercicios de Pilates se consigue tener más energía, porque además de aprender a respirar correctamente, estos ejercicios mejoran la circulación. De este modo, puedes hacer que la actividad física sea mucho más efectiva, y conseguirás disponer de más energía para afrontar tu día a día.

Ayuda a perder peso

Si ahora que comienza el año has decidido que quieres perder esos kilos de más, el método Pilates te ayuda a conseguir tu objetivo. Y es que, al combinar los ejercicios de Pilates con actividad física aeróbica, se estimula la combustión de las grasas, lo que provoca la pérdida de peso y un mayor bienestar físico.