Cómo elegir la mejor formación para ser entrenador personal

0
Conviértete en entrenador personal con la formación adecuada

Cuidar la salud es un aspecto fundamental y, para ello, el deporte es uno de los mejores aliados. Si quieres orientar tu carrera profesional en el ámbito deportivo, la figura del entrenador personal será una muy buena salida laboral.

Concretamente, se trata del profesional que proporciona las herramientas y los conocimientos idóneos para diseñar un plan de entrenamiento personalizado en función de las necesidades y de cada persona. Al mismo tiempo, otro de sus objetivos es incrementar la motivación de los clientes y asesorar sobre los mejores ejercicios, rutinas y hábitos a seguir.

Para convertirte en personal trainer, el primer paso es encontrar la formación adecuada. Acceder a un curso de entrenador personal será una alternativa que te permitirá especializarte en este ámbito y poder ejercer como profesional, tanto en gimnasios y centros deportivos como de forma autónoma.



Sin embargo, ¿cuáles son las claves que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar la formación ideal? En el siguiente artículo, ¡repasamos todo lo que debes saber!

Cómo seleccionar la formación adecuada para ser entrenador personal

Si te has decidido y quieres ser entrenador personal para ayudar a otras personas a cuidar su salud y estar en forma, lo primero es analizar el tipo de formación que realmente necesitas:

Certificación

Un aspecto importante a valorar es comprobar las certificaciones que proporciona el curso de entrenador personal que escojas. De este modo, tendrás la garantía de que podrás ejercer como profesional cualificado y optar a diferentes salidas laborales.

Metodología y plan de formación

Acceder a un curso que tenga un plan de formación completo es esencial. Algunos de los conocimientos fundamentales que debe reunir son:

  • La valoración previa de los usuarios y el análisis de sus capacidades físicas.
  • El estudio de los aspectos anatómicos, fisiológicos y biomecánicos que implica el deporte y la actividad física.
  • Tipo de entrenamiento, ejercicios y rutinas.
  • Programación de entrenamientos personales.

Habilidades y requisitos

Además de los conocimientos teóricos, para convertirte en entrenador personal también deberás incorporar una serie de habilidades y destrezas. Podemos destacar:

  • Adecuada comunicación: Esto ayudará a fomentar una buena comunicación con los clientes a la hora de explicar los ejercicios y rutinas, así como las mejoras que deben implementar para mejorar su condición física y realizar los ejercicios de forma correcta.
  • Empatía: Ponerse en la piel de las personas y no exigirles demasiado es un aspecto clave para que se sientan acompañados durante el entrenamiento.
  • Motivación: Muchas personas necesitan un impulso extra para animarse a hacer ejercicio. Por ello, aportar la motivación que cada persona necesita será muy importante para que los usuarios se encuentren más contentos y estén satisfechos con el esfuerzo realizado.
  • Constancia: Dar un buen ejemplo es fundamental para que los clientes incrementen su constancia y hagan del deporte un estilo de vida.

Modalidades y opciones

Otro aspecto clave a considerar es si se trata de un curso presencial, a distancia o mixto. Para ello, deberás analizar cuál es tu situación y el tiempo que tienes para realizar la formación.

Actualmente, la mayoría de cursos cuentan con plataformas virtuales para completar los distintos bloques y contenidos. Entre sus ventajas, la formación a distancia destaca por poder avanzar a tu ritmo y marcarte tus propios horarios de estudio.

Equipo docente

Saber quiénes son los profesionales y expertos que impartirán los contenidos de la formación es esencial. De esta manera, podrás aumentar tus conocimientos mientras aprender sobre la experiencia y la trayectoria del equipo docente.

Coste

Por otro lado, es importante saber cuál es el coste total que tiene el curso y si encaja con lo que buscas. A su vez, muchas de las formaciones cuentan con becas y ayudas, por lo que puedes acceder a ellas para reducir el coste de la matrícula y el curso.

En definitiva, si sigues estos aspectos, podrás decantarte por la formación más adecuada para ejercer como entrenador personal.