¿Cinta de correr o bicicleta estática? Conoce sus diferencias y beneficios

0
¿Qué diferencias hay entre la cinta de correr y la bicicleta estática?

Si no quieres apuntarte al gimnasio y quieres ponerte en forma, puedes entrenar desde casa. Son muchas las personas que no tienen suficiente tiempo y prefieren entrenar de forma cómoda desde su hogar.

¿Cuál es la solución ideal? Es importante destacar que se puede seguir una rutina completa y utilizar diferentes accesorios para entrenar. Dos de los aparatos esenciales que te pueden ayudar son las cintas de correr y las bicicletas estáticas. Pero, ¿qué diferencias presentan y cuáles son sus beneficios? ¡Lo explicamos en el siguiente artículo!

Cintas de correr y sus ventajas

Una de las cosas que nos ha enseñado el Covid-19 es que podemos hacer ejercicio en casa y utilizar diferentes materiales caseros, como cajas de leche, garrafas o botellas de agua. Si quieres hacer cardio, puedes encontrar las mejores cintas de correr para usar en casa.

Se trata de un accesorio ideal para aumentar la actividad diaria y los pasos, incrementar la quema de calorías, mejorar la salud cardiovascular y obtener una mayor resistencia física.

Además de quemar grasa, también te ayudará a trabajar todos los músculos del cuerpo, por lo que es ideal para perder peso. El hecho de tenerla en casa, te permitirá diseñar ejercicios personalizados y realizarlos en el momento que mejor te venga.

A su vez, podrás determinar la intensidad y realizar desde paseos ligeros hasta carreras más intensas. Por otro lado, al no tener que salir de casa, no tendrás que estar pendiente del tiempo que haga.

Beneficios de las bicicletas estáticas

Por otro lado, también podemos encontrar las mejores bicicletas estáticas para practicar ciclismo sin salir de tu hogar. Existen diferentes modelos, desde las clásicas bicicletas estáticas hasta modelos más completos para poder hacer rutinas más intensas, como el spinning.



Entre sus principales beneficios, destaca por potenciar la quema de calorías, mejorar la capacidad aeróbica, permitir entrenar tanto la fuerza como el cardio y, además, trabajar diferentes grupos musculares, como las piernas, los glúteos y los brazos.

Por otro lado, a diferencia del running, es una actividad que ayuda a proteger las articulaciones. Ello se debe a que no tiene un alto impacto y resulta ideal para personas mayores o para recuperarse de ciertas lesiones.

Otro aspecto fundamental es que es una disciplina deportiva que ofrece una gran variedad de entrenamientos. Se puede, por un lado, realizar rutinas más largas y de intensidad ligera y moderada o realizar ejercicios con intervalos de alta intensidad. Esta última opción ayudará a incrementar la quema de calorías y hacer sesiones más breves y efectivas.

Por otro lado, como ocurre con las cintas de correr, el calor, la lluvia y el frío no será una excusa para dejar de entrenar.

Principales diferencias

Si te preguntas qué diferencias existen entre la cinta de correr y la bicicleta estática, resolvemos tus dudas:

Cinta de correr

Es un aparato que trabaja todo el cuerpo de forma global, su movimiento es más natural y consume un mayor número de calorías en un menor periodo de tiempo. Sin embargo, es menos cómodo, ya que se realiza de pie, tiene un mayor impacto y el coste de la máquina es mayor.

Bicicleta estática

En cambio, la bicicleta estática proporciona una mayor comodidad y seguridad debido a que reduce el impacto de las articulaciones y es una actividad que se realiza sentado. Permite, de esta manera, hacer otras actividades al mismo tiempo, como por ejemplo leer o ver vídeos. No obstante, se queman menos calorías y el trabajo se focaliza en el tren inferior.

En resumen, son dos máquinas que pueden ser de gran utilidad para incrementar la actividad física sin salir de casa, lo que permite ahorrar tiempo y poder mejorar tu forma física. ¿Por cuál te decantas?