5 hábitos para aprender a comer sano y mantener un peso saludable

0
5 hábitos saludables para perder peso

Ahora que termina el verano, ¿cuántos de nosotros deseamos perder peso y encontrarnos en mejor forma física? Si quieres adelgazar, sigue estos 5 hábitos saludables para aprender a comer sano.

Comer sano: La verdadera clave para perder peso

Los excesos del verano nos acaban pasando factura cuando nos subimos a la báscula, por ello, son muchas las personas que deciden ponerse a dieta y empiezan a acudir al gimnasio en esta época del año. Puedes recurrir a los batidos saciantes para perder y mantener tu peso, además de vigilar muy de cerca tu alimentación.

Los nutricionistas aseguran que para perder peso, no hace falta seguir estrictas dietas que se acaban abandonando, sino que es preferible tener hábitos saludables para llevar una alimentación equilibrada.

Sin embargo, el estrés y la ansiedad del día a día, la acción de las hormonas, incluso, la falta de tiempo para hacernos la comida, son los principales factores por los que podemos empezar a ganar peso y llegar a tener problemas de obesidad a medio plazo.

Hábitos para aprender a comer sano

Si te has propuesto adelgazar y quieres mantenerte en tu peso ideal para siempre, empieza por aprender a comer. Descubre los hábitos que te enseñarán a comer sano:

1. Haz que las frutas y las verduras sean la base de tu alimentación

La base de la pirámide alimentaria cuando queremos llevar una alimentación sana y equilibrada debe estar formada por frutas y verduras. Y es que este grupo de alimentos son una fuente inagotable de vitaminas, minerales y antioxidantes que nuestro organismo necesita para sentirse bien.



Tomar cinco piezas de fruta y dos o tres raciones de verdura al día son dosis más que suficientes para llevar una alimentación sana y equilibrada de por vida.

2. Despídete del azúcar

Además de ser muy perjudicial para la salud, el azúcar es una de las principales fuentes de envejecimiento que se encuentran en la alimentación. Por ello, aprender a comer sano supone despedirse de todo el azúcar añadido que contiene nuestra dieta diaria, empezando por la cucharada de azúcar que le añadimos al café, y terminando por los refrescos altamente azucarados, la bollería y los productos procesados, como el pan de molde o el jamón de york.

3. Añade grasas saludables

Al igual que hay que despedirse de las grasas procesadas, grasas trans o grasas refinadas para llevar una alimentación sana y equilibrada, aprender a comer significa también añadir a la dieta alimentos que contengan las denominadas 'grasas buenas'.

Algunos alimentos naturales como los frutos secos, el pescado azul, el aceite de oliva o de girasol o el aguacate son una fuente inagotable de ácidos grasos esenciales. Se calcula que estas grasas en una dieta saludable deben representar alrededor del 10% de las calorías totales ingeridas cada día.

4. Consume carne en su justa medida

La carne es una buena fuente de proteínas, de vitaminas como la B12, y de hierro. Sin embargo, el exceso de carne roja y procesada en la alimentación puede llevar aparejados ciertos problemas de salud.

Añade carnes como las de las aves de corral o la carne de pasto a tu dieta, y limita las raciones de carne semanales. Puedes conseguir un extra de proteínas de otros alimentos como las legumbres, si las tomas entre dos y tres veces por semana.

5. Bebe mucha agua

La bebida más saludable que podemos tomar es el agua. Por ello, es preferible huir de los refrescos, de las bebidas alcohólicas o de los zumos procesados, y sustituirlos por agua. Beber entre 1 litro y medio y 2 litros de agua al día activa nuestro metabolismo, nos hidrata, incluso, nos ayuda a sentirnos saciados.

Si sigues estos consejos, serás capaz de llevar una alimentación sana que te permitirá perder peso y mantener una dieta saludable.