9 razones de peso para entrenar en la cinta de correr

0
Cinta de correr problemas

¿Eres de los que les gusta entrenar sobre la cinta o, por el contrario, prefieres salir a correr al aire libre? Seguro que en más de una ocasión has escuchado que es mucho más beneficioso practicar running en la calle, sin embargo, la cinta también tiene sus ventajas. Si vas a empezar a correr en cinta, aquí tienes 9 razones de peso para entrenar en la cinta de correr. ¡Esperamos que te convenzan!

 ¿Por qué hacer ejercicio en la cinta de correr?

Son muchos los mitos y falsas creencias que circulan alrededor de la famosa cinta de correr, una máquina muy apreciada por muchos, pero también demonizada por otros. Si todavía te planteas si es mejor correr al aire libre o en la cinta de correr, no te pierdas estas razones que demuestran que correr en la cinta no es tan malo como algunos lo pintan.

1.Te sentirás más cómodo

Este es, sin lugar a dudas, uno de los principales beneficios de la cinta de correr. Y es que en este aparato, tú mismo puedes elegir la velocidad de avance, es decir, si quieres correr o caminar más rápido o más lento, lo que te hará sentir más cómodo durante el entrenamiento.

2. El clima dejará de ser un obstáculo

Cuando llega el frío del invierno o, por el contrario, aprieta demasiado el calor del verano, es probable que busques miles de excusas para no salir a correr al aire libre. Sin embargo, si optas por la cinta de correr no dependerás del clima para entrenar cada día.

3. Correrás más seguro

Cuando corremos en la cinta no encontraremos obstáculos que puedan provocarnos una caída o una molesta lesión. Por ello, se considera que en la cinta podemos correr más seguros que al aire libre.

4. Puedes hacer más cosas

Uno de los beneficios de correr en la cinta es que podrás realizar actividades que te motiven durante el entrenamiento y no tendrás que recurrir a trucos para no aburrite en la cinta de correr. En este sentido, puedes ver la televisión o leer tu novela favorita mientras estás subido en la cinta, algo que, sin embargo, no puedes hacer cuando sales a correr al exterior.



Cintas para correr en casa

5. Seguimiento más preciso del entrenamiento

Al subirnos a la cinta de correr podemos controlar en todo momento la intensidad del ejercicio que estamos realizando, saber la distancia que hemos recorrido, incluso, conocer la cifra de calorías que hemos consumido durante el entrenamiento.

6. Analizar mejor la técnica

Al correr en la cinta podemos también analizar de forma más precisa cómo es nuestra forma de correr y, en este sentido, es posible rectificar la técnica más fácilmente si no estamos corriendo bien.

7. Aliada para mejorar las lesiones

Si has sufrido una lesión y vas a volver a practicar ejercicio físico, debes saber que la cinta de correr es una de las mejores aliadas para volver a estar en forma después de un periodo de convalecencia. Y es que esta máquina te permite aplicar más o menos intensidad, así como ampliar progresivamente el tiempo que le dedicas a cada sesión.

8. Ejercicio muscular completo

Si quieres perder peso en la cinta de correr y ejercitar tu cuerpo desde la cabeza hasta los pies, no dudes en utilizar la cinta de correr en tu entrenamiento deportivo. Y es que cuando entrenamos en la cinta, aumentamos la fuerza de las piernas, quemamos calorías, y aumentamos nuestra capacidad respiratoria y cardiovascular de una forma muy significativa

9. Tú eliges cómo quieres correr

Las cintas de correr de última generación suelen incorporar un ordenador que simula las condiciones reales del terreno. Por ello, en una cinta de correr podrás trotar o caminar en suelo plano, en pendiente, y hacerlo a diferentes velocidades e intensidad.

¡Apúntate al estilo GuiaFitness!
Mantente al día de lo último en deporte, vida sana, alimentación, de nuestras dudas en foros. ¡Colabora y sé parte de la comunidad GuiaFitness!
2106 (C) Todos los derechos reservados