¿Pronador o supinador? Aprende a identificar tu pisada al correr

0
Entrenar los tobillos para correr

El running es una práctica deportiva que ha estado siempre de moda bajo diferentes nombres. Entre los consejos más destacados que ofrecen los expertos corredores es que antes de comenzar esta actividad es necesario conseguir un calzado acorde, para lo cual se debe saber si se es pronador o supinador.



Las zapatillas de running son las herramientas más importantes que posee un corredor, pues serán las encargadas de potenciar su rendimiento y de asegurar que el paso sea firme durante el ejercicio. Las zapatillas profesionales están diseñadas acorde a la pisada del usuario y, por ese motivo, es imprescindible saber cuál tiene cada uno.

Descubre si eres pronador o supinador en running

Saber si se es supinador o pronador, según la forma en que se pisa o se realiza la zancada al correr, es necesario por una cuestión de salud, dado que de ello dependerá la zapatilla de running que se vaya a necesitar. ¡Descúbrelo a continuación!

¿Qué prueba realizar para saber qué tipo de pisada tienes al correr?

Los podólogos son los especialistas indicados para realizar esta prueba y emitir un diagnóstico final. Sin embargo, existe un test casero a través del cual se puede averiguar qué tipo de pisada puedes tener.

Lo primero que hay que hacer es tomar un paño húmedo y frotar los pies con él, así se podrá dejar fácilmente una huella sobre un papel permeable. Una vez se haya realizado este paso, los resultados pueden ser los siguientes:

  • El pie es cavo: cuando esto ocurre, se puede observar en la imagen de la pisada cómo han quedado marcadas claramente la parte del talón y la zona delantera del pie, mientras que la zona central se ve semi vacía o vacía por completo. En este caso, el diagnóstico a emitir es que eres una persona con una pisada de supinador, lo que se traduce a que el apoyo del pie produce un gran impacto sobre la columna al existir poca superficie de apoyo.
  • Si el pie es plano: cuando esto ocurre la huella que se deja abarca toda la silueta del pie. Esto significa que, al andar, el tobillo tiende a inclinarse hacia el interior del cuerpo, por lo que se diagnostica como pronador. El riesgo de padecer este tipo de pisada es que se pueden llegar a crear lesiones de tobillo y rodilla.
  • Si el pie es neutro: la pisada neutra es aquella en la que la imagen refleja apoyo delante, en el talón y en medio. Esta es la mejor que se puede tener, pues el peso del cuerpo se distribuye de manera homogénea por toda la planta.

Zapatillas deportivas para pronador o supinador

¿Crees que ha llegado el momento de cambiar tus zapatillas de running? ¿No sabes qué zapatillas de running comprar? Aquí tienes unas sencillas pautas para salir de dudas y descubrir si eres pronador o supinador al correr:

  • Las zapatillas para supinador sufren más desgaste en la parte exterior y delantera, por eso conviene llevar un calzado con amortiguación neutra y suela blanda para que el pie no sufra y el impacto en la columna se amortigüe.
  • Por el contrario, si eres pronador, la zapatilla tiende a desgastarse por la zona interior, por lo que se necesita una que tenga refuerzo interno y la suela sea dura.

Cuando un runner se compra un modelo de calzado incorrecto, este tiende a forzar el pie a caminar de una manera poco natural y a sufrir un desgaste rápido que puede dañar el equilibrio del cuerpo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Miriam Blanco

Licenciada en Pedagogía y Educación Social por la Universidad de Sevilla y Curso Especializado de Community Management y Marketing Digital en ESIC. En la actualidad, compagino mi labor como redactora en Guiafitness con la gestión de redes sociales y campañas de Marketing y Relaciones Públicas.


32 artículos