10 preguntas que te haces en el gimnasio (y sus respuestas)

0
Estrategia para no dejar el gym

Especialmente si hace poco tiempo que acudes al gym, seguro que tienes más de una duda que te encantaría resolver. Echa un vistazo a nuestra lista de preguntas que puedes plantearte en el gimnasio y obtén la respuesta que buscas. Algunas te van a sorprender.



¿Llevo el equipo adecuado? ¿He elegido la mejor hora? ¿Conviene alquilar una taquilla?... Plantearte mil pequeñas cuestiones cuando empiezas a entrenar en el gym es lo más normal del mundo. La mayoría de ellas tienes fácil solución y otras van a requerir que simplemente preguntes al entrenador o a los encargados del centro al que acudes. Para empezar, fíjate en las siguientes preguntas habituales que se plantean en el gym y toma nota de las respuestas. Te resultarán muy útiles.

1. ¿He elegido el gimnasio que me conviene?

Los primeros días tal vez te plantees si el gym al que vas es el “bueno”. Para obtener la respuesta, sopesa los pros y contras que te ofrece tu gimnasio. ¿Te pilla cerca de casa o del trabajo? ¿Permite horarios flexibles? ¿Un precio razonable? ¿Ofrece el tipo de entrenamiento o las clases que buscas?... Si a todo (o a casi todo) respondes que sí, has conseguido acertar en la elección de tu gimnasio. ¡Enhorabuena!

2. ¿Llevo un buen equipamiento?

Es una preocupación habitual en el gym entre principiantes. No des al equipo más importancia de la que tiene. Salvo que vayas a practicar una actividad específica que así lo requiera, ropa cómoda y unas buenas zapatillas es todo lo que necesitas en tu mochila para el gimnasio. Cuando progreses en el fitness, tendrás tiempo de descubrir si tu entreno requiere algún accesorio concreto.

3. ¿Entreno por mi cuenta o con un entrenador personal?

Depende de tu nivel físico y de los objetivos de la rutina de entrenamiento que elijas, pero, en las primeras sesiones, siempre es conveniente contar con el asesoramiento de un monitor que te oriente sobre las rutinas que más te convienen.

4. ¿Estaré haciendo el ridículo?

Entrar a la sala, ver a todo el mundo entrenando a un ritmo envidiable y sentir que no seremos capaces de llegar a ese nivel, es algo más común de lo que crees. No vas a hacer el ridículo y, además, nadie te está mirando para comprobar el nivel del que partes. Ten por seguro que en el gimnasio cada uno se centra en su propio entrenamiento intentando mejorar.

5. ¿Por qué no veo resultados?

Ganar músculo, perder peso, aumentar la resistencia… Sea cual sea tu objetivo, te llevará un tiempo. Intenta aprovechar al máximo cada sesión de entreno sin obsesionarte con esta pregunta. Si crees que realmente no avanzas lo suficiente, plantéate si sigues la dieta correcta y si tu rutina en el gym es la adecuada.

6. ¿Entreno con o sin pesas?

Muchas personas creen que acudir al gimnasio implica necesariamente entrenar con pesas, pero no siempre es así. Si te inicias en el fitness, deja la barra y las mancuernas para cuando tengas un buen nivel físico y domines la técnica de los ejercicios básicos.

7. ¿Me ducho aquí o en casa? ¿Agua fría o caliente?

Dónde ducharte es algo que depende exclusivamente de tus preferencias. Respecto a la temperatura del agua, lo ideal es empezar el baño con agua templada y, poco a poco, pasarte a la fría para tonificar, así, la musculatura que acaba de trabajar duro.

8. ¿Llevo la botella de agua conmigo o la dejo en la mochila para luego?

Seguro que sabes que es importante una buena hidratación al hacer ejercicio. La respuesta a esta pregunta normal en el gym es que la botella siempre ha de estar cerca de ti, porque deberás beber no solo al final de la sesión, sino durante el desarrollo de la misma. Botella de agua y toallita para el sudor son kit básico que te acompaña en cada ejercicio.

9. ¿Debo tomar suplementos alimenticios?

No es “obligatorio” aunque, en ocasiones, veas que en el propio gimnasio puedes adquirir un sinfín de productos pre y post entreno. Cuidar tu dieta y adaptarla a la actividad deportiva no implica necesariamente tomar, de manera habitual, suplementos de hidratos o proteínas.

10. ¿Alquilo una taquilla o no?

Especialmente en los gimnasios grandes, a los que acude un gran número de personas, es algo recomendable. No cuesta demasiado dinero y podrás entrenar más tranquila.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

No entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.