¿Por qué me duelen los tobillos al correr?

0
Dolor en el tobillo al correr

Sentir molestias y dolor en los tobillos practicando running es algo que puede suceder en cualquier momento y a lo que conviene prestar la debida atención para descubrir las causas que lo provocan y evitar, así, lesiones que pueden resultar graves.

Hay que recordar que la articulación de tu tobillo es básica para realizar el movimiento de correr. Junto con tus caderas y rodillas, el tobillo te impulsa en cada zancada y también sobre él recae el impacto del peso de tu propio cuerpo cuando corres.



Es lógico que cualquier torcedura o esguince provoque un dolor intenso que probablemente hará que dejes la carrera de manera inmediata, pero también puede ocurrir que tus tobillos duelan al correr aunque aparentemente no haya ninguna causa que explique ese dolor. Es importante conocer por qué puede sufrir un tobillo al correr. Puede que el remedio sea tan sencillo como renovar tus zapatillas de running porque el calzado que llevas ya no sujeta ni protege correctamente tus pies, o quizá necesites acudir a l médico especialista para detectar el motivo de la dolencia. El dolor puede ir acompañado de otros síntomas como rigidez o inflamación que requieren atención médica.

5 causas que pueden provocar dolor en los tobillos de un runner

El dolor es siempre una señal de alarma, un aviso que lanza nuestro organismo para avisar que algo no va bien. Si te duelen los tobillos al correr, intenta averiguar los posibles motivos. Entre los habituales en el running destacan:

1. Pisada y postura al correr

Aunque cada corredor tiene su propia manera de practicar deporte, es importante tener una técnica adecuada tanto en la forma de dar cada zancada, como a la hora de conseguir una postura corporal que favorezca una carrera segura que, además, mejore tu rendimiento. Los tobillos pueden doler cuando corres porque, sin darte cuenta, descargas gran parte de tu peso directamente en ellos, al pisar apoyando primero el talón.

Como norma general, debe ser la parte delantera del pie la que inicie la pisada, y no el talón, para, así, repartir mejor el peso y el impacto que provoca. Adelantar demasiado el tronco o las caderas es también un “fallo” común que puede tener relación con ese dolor de tobillos que no te explicas.

2. Tendinitis

Es otra dolencia habitual entre runners que entrenan a alto nivel. El tendón de Aquiles es más largo de todo el cuerpo y se encarga de conectar gemelos, tobillos y talones. Debe estar en buenas condiciones de elasticidad y flexibilidad para favorecer el movimiento correcto de las articulaciones. En ocasiones, una tendinitis se manifiesta con dolor en la zona de los tobillos.

En este sentido, hay que recordar la importancia del calentamiento previo y los estiramientos posteriores que debes realizar en cualquier entrenamiento de running. Además, también tienes ejercicios específicos para trabajar tus ligamentos y tendones y mantenerlos en perfecto estado.

3. Calzado

Como hemos indicado, correr requiere unas zapatillas de running específicas, con la amortiguación que necesites según el tipo de carrera que hagas normalmente. Un buen agarre al suelo y una óptima sujeción del pie pueden evitar más de una torcedura y molestias en los tobillos cuando corres.

4. Esguince de inversión

Es una lesión habitual que puede pasarte desapercibida temporalmente y ser la causa del dolor en tu tobillo. Ocurre cuando, al pisar, giras bruscamente tu rodilla hacia el interior, provocando, en consecuencia, un giro también en tu tobillo hacia afuera. Ese movimiento fuerza ambas articulaciones (rodilla y tobillo) y es probable que traiga posteriores consecuencia.

5. Exceso de ejercicio

En ocasiones, el dolor puede ser causa de un sobreentrenamiento o de un entrenamiento intenso inadecuado, demasiado exigente tanto en número de días de entreno como en kilómetros de recorridos. Recuerda que el descanso es parte de la práctica deportiva en sí misma y debes respetarlo para evitar lesiones y dar lo mejor de ti en cada carrera.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

No entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.