5 pautas para entrenar tus abdominales con el rodillo

0
Consejos para hacer abdominales con rodillo

El rodillo es un pequeño aparato de entrenamiento sencillo pero tremendamente efectivo si tu objetivo es conseguir un core firme y potente. Descubre cómo entrenar tus abdominales con el rodillo para no lesionarte y obtener excelentes resultados en poco tiempo.

¿Qué es el rodillo o rueda abdominal?

El rodillo o rueda permite un trabajo intenso de toda el área abdominal focalizando tu esfuerzo tanto en los músculos mayores (abdominales superiores, inferiores y oblicuos) como en otros más pequeños pero también implicados en el ejercicio, por ejemplo, los dorsales. Trabajando con el rodillo ganarás, además, fuerza en todo el conjunto del tren superior, especialmente en los brazos.



Son muchas las ventajas de entrenar con la rueda abdominal, entre ellas que se trata de un aparato muy económico que permite entrenar en casa de manera sencilla, pero si estás pensando en ejercitar tus abdominales con el rodillo es importante tener en cuenta algunos aspectos, tal como te explicamos a continuación.

Cómo trabajar los abdominales con el rodillo

El rodillo requiere cierta destreza, porque no hay que olvidar que se trata de marcar abdominales mientras la rueda gira haciendo que nuestros movimientos resulten inestables. Es normal que el ejercicio no salga a la primera, incluso que acabes dando un “barrigazo” en el suelo, pero con un poco de práctica, podrás sacar partido a tu entrenamiento de abdominales con el rodillo.

1. Aprende el movimiento correcto

Para empezar a hacer abdominales desde cero con este material, es básico partir de la postura adecuada y mantenerla durante todo el ejercicio. Debes colocarte de rodillas, mejor sobre una esterilla para evitar molestias, sujetando la rueda con una mano en cada lateral. Desde la posición de inicio, gira el rodillo a medida que estiras los brazos y echas el tronco hacia adelante. Es importante respetar la curvatura natural de la espalda, manteniéndola recta sin forzarla y evitando que desciendan las caderas (si esto ocurre podrían sufrir tus lumbares).

2. Mantén el equilibrio

Aunque el objetivo último sea lograr hacer los abdominales con el rodillo, primero es imprescindible conseguir la estabilidad suficiente. El fin último es estirar por completo tus brazos y hacer casi una plancha completa sin llegar a tocar el suelo con el abdomen. No es fácil y, si no tienes práctica, deberás empezar poco a poco. Al principio, avanza solo hasta el punto en el que mantengas tu estabilidad y luego retrocede. Un truco para que el rodillo no vaya más deprisa de la cuenta, es empezar poniéndole un tope, por ejemplo, una pared. Solo cuando logres estabilidad total podrás hacer el abdominal con rodillo completo.

3. Core y glúteos contraídos

Tensar toda el área abdominal y también los glúteos te ayudará a mantener el equilibrio y además duplicará la efectividad del ejercicio.

4. Respira adecuadamente

Es importante no olvidar la respiración correcta para hacer abdominales, que te ayude a trabajar abdominales con rodillo. Exhala el aire de tus pulmones en el momento de máximo esfuerzo, es decir, cuando, estando en plancha, inicias la subida e inhala mientras desciendes.

5. Encuentra tu propio ritmo

Los abdominales con rodillo suponen un ejercicio intenso y muy completo. Tonificas el core y también brazos y piernas. Marca bien el movimiento antes de plantearte hacerlo más deprisa. El número de repeticiones también dependerá de tu forma física general. Empezar con 8 – 10 es más que suficiente.

Opciones para entrenar abdominales con rodillo

El descrito es el ejercicio básico de abdominales con rodillo pero, si lo prefieres, también puedes entrenar el área abdominal de manera similar pero utilizando otros elementos. Por ejemplo, algunos deportistas practican esta técnica con barra y dos discos.También es posible realizar el movimiento con fitball (pelota). En definitiva se trata de hacer el mismo movimiento focalizando el esfuerzo en el grupo muscular que forman los abdominales y en el conjunto del tren superior.

Como último consejo, hay que recordar que el entrenamiento de abdominales con rodillo, es perfectamente compatible con otras rutinas centradas en el trabajo del core y que incluyen ejercicios tan efectivos como la plancha o las flexiones.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Sobre el autor

Mariola Báez

Redactora y editora profesional, no entiendo mi vida sin el deporte. Siempre dispuesta a conocer nuevas disciplinas y a invertir mi tiempo en mis dos grandes pasiones: el yoga y el running.


302 artículos